VIDA Y MOVILIDAD INTELIGENTE A TRAVÉS DE LA TECNOLOGIA

Inteligencia, conectividad y redes: metáforas ecológicas

Entra en escena el factor “inteligente” para aplicaciones prácticas de las nuevas tecnologías, para usuarios gestores a través de la red, y para mejorar la movilidad y el día a día de las personas  en nuestro sistema-mundo.

Vida y movilidad inteligente a través de la tecnología.
Vida y movilidad inteligente a través de la tecnología.

Vivimos momentos de una gran reivindicación de la inteligencia como valor de uso en nuestro entorno social, político, cultural, educacional o tecnológico. Hay una necesidad de poner en juego todo tipo de aplicaciones y de relaciones que mejoren la gestión de nuestros problemas de orden tanto personal como transpersonal o interpersonal. Veremos en este artículo las propuestas de inteligencia aplicada desde el talento de las personas, algunas ofertas  desde el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, y los ejemplos prácticos y las soluciones presentadas por parte de Robert Bosch, todo un clásico en propuestas tecnológicas reales de futuro que hacen historia.

Inteligencia necesaria

La inteligencia, como presencia reivindicativa en los test a través de los coeficientes, dio paso a su vertiente emocional como factor necesario para llevar  a buen puerto cualquier tipo de conflicto. Ahora y en el futuro más inmediato, todo lo tecnológico se está reivindicando también como inteligente y portador de buenos augurios para una vida más “aprovechada” y digna. Así pues, gestionar la complejidad de nuestras vidas  requiere hacer un uso inteligente de todo aquello que tenemos entre manos.

 Porque lo que ocurre en el fondo de este recurrir constante a soluciones inteligentes (en las ciudades, en los vehículos en las comunicaciones…), es la constatación de que hay problemas que tenemos que solucionar. O quizás porque intuimos la necesidad de mejorar lo que hay o lo que viene.

Inteligencia práctica

En el fondo, a la inteligencia, sea individual, social, ecológica, artificial o aplicada a cualquier campo de las tecnologías de la comunicación se le requiere aportar soluciones prácticas. Esta es y ha de ser nuestra reivindicación como aporte a los nuevos problemas derivados de nuestro entorno evolutivo. También en lo personal y en cualquier orden de la vida y de nuestras relaciones. Como apunta José Antoni Marina, son inteligentes aquellas personas que aplicando sus recursos consiguen resolver los problemas prácticos: “un comportamiento inteligente pone en juego todos nuestros recursos: intelectuales, afectivos, volitivos y sociales. Su finalidad no es conocer sino actuar adecuadamente”.

También nos advierte J. A. Marina que, si bien uno de los objetivos de la educación es el de desarrollar  el talento de los individuos y colectividades, para ello hace falta lo que él llama inteligencia en acto. Es decir, que para que triunfe la inteligencia a través de sus múltiples variedades y destrezas, hay que postular un tipo de inteligencia superior que guie nuestros actos y que el llama una inteligencia práctica. En este sentido, sentencia: “la función de la inteligencia es dirigir bien el comportamiento, aprovechando para ello su capacidad de asimilar, elaborar y producir información”.

Inteligencia social

Desde otra perspectiva, José María  Bermúdez de Castro, uno de los mayores expertos en evolución humana, también nos habla de gestionar el talento y sitúa en el terreno de lo práctico el logro de los objetivos conseguidos a partir de la suma y de la interactuación de la mente de los individuos, porque “somos la especie de primate más social que jamás ha existido […] y nuestro éxito evolutivo se lo debemos en parte a la existencia de un alto grado de cooperación entre  los  miembros del grupo”.

Ecología, redes y conectividad

Otro científico, el físico-teórico Fridjof Capra nos habla del nuevo paradigma científico-técnico  que requiere de una visión más ecológica del mundo (en un sentido profundo y amplio) y de una nueva percepción de la realidad que nos permita estudiar los problemas desde una perspectiva sistémica en la que las relaciones, y por supuesto los problemas, están interconectados.

Por ello, nos propone un cambio de valores y de pensamiento que a través de la tendencia asertiva más dominante, expansiva y competitiva, entre en equilibrio dinámico con otra más integrativas. Todo desde un ejercicio del poder no basado en la jerarquía sino en la red, que como dice F. Capra, ”es la metáfora central de la ecología”.

tabla1

Así los hechos, inteligencia, conectividad y redes pueden ser las metáforas de la ecología, pero también de la relación entre cerebro y mente para la construcción de una inteligencia realmente práctica que nos permita solucionar problemas más que contribuir a crearlos… En definitiva, unas mentes privilegiadas a través de una redes neuronales conectadas por medio de unas sinapsis facilitadoras de grandes soluciones prácticas para todos.

Para ello reivindicamos la tecnología en interacción con el cerebro humano, que como dice Bermúdez de Castro, con esta capacidad de intercambiar información y sus consecuencias para la creatividad han sido las bases de nuestro progreso tecnológico.

Marina, J. Antonio (2004). Aprender a vivir. Barcelona: Ariel
Marina, J. Antonio  (2010). La educación  del talento. Barcelona: Ariel
Capra, Fridjof (1998). La trama de la vida. Barcelona: Anagrama
Bermudez de Castro, J. Mª(2011). La evolución del talento. Barcelona: Debolsillo

 

El Salón Internacional del Automóvil de Barcelona o ¿Qué hay de nuevo?

Para muestra del estado de la cuestión, solo hace falta darse un paseo por el recinto ferial del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona. Este año, podemos conocer el futuro de la industria de la automoción a través de espacios dedicados al Connected Car con propuestas que mejoran la seguridad y autonomía, así como la dotación de mayor confort a bordo del automóvil.

salon

 

Tecnologías móviles para el futuro

En los próximos años, los coches, que tienen una capacidad informática equivalente a 20 ordenadores y procesan hasta 25GB de datos por hora según la consultora McKinsey&Company, serán la cuarta pantalla más utilizada, después de la televisión, el ordenador, el smartphone y la tablet - de acuerdo con un estudio de la empresa SAP- y sus prestaciones tecnológicas son ya más importantes que el propio motor del vehículo para dos de cada tres compradores, según la consultora Accenture.

Por ello, GSMA, la asociación que agrupa más de 800 operadores de telefonía de todo el mundo, ha calculado que el mercado del coche conectado moverá unos 39.000 millones de euros en 2018 y el número de automóviles vendidos con tecnología digital incorporada se multiplicará por siete en cinco años.

 

Connected car en el salón

En línea con la evolución del sector y con la voluntad de responder a los desafíos planteados en este escenario, el espacio Connected Car acogerá conferencias (Connected Hub) y mostrará los últimos dispositivos y soluciones disponibles a fecha de hoy o en desarrollo. Se presentará, entre otras novedades, el sistema “valet parking” que permite al coche buscar plaza libre en un parking, aparcar solo, notificar al móvil del propietario que ya ha estacionado y además recoger al conductor cuando lo requiera.

connectcar

También se mostrarán sensores de comunicación “car to car” para intercambiar información entre vehículos en tiempo real como advertir de un coche averiado en la carretera o de retenciones (y localizar una ruta alternativa) o que en caso de accidente envíe una alerta a los servicios de emergencia (eCall, sistema obligatorio a partir de 2016). Con la colaboración de la Mobile World Capital Barcelona, la iniciativa para convertir Barcelona en el referente mundial en tecnologías móviles, los visitantes podrán experimentar un viaje en un coche totalmente conectado a través las gafas de realidad virtual Oculus Rift.

En el ámbito de la seguridad, también se darán cursos de conducción segura para explicar la forma correcta de utilizar las ayudas electrónicas en frenada y habrá un simulador de vuelco para informar sobre el protocolo para desalojar el coche en esta situación y prevenir así lesiones importantes.

Participarán en el área Connected Car marcas automovilísticas, empresas de tecnología e ingeniería y compañías relacionadas con el sector de la automoción como Bosch, KIA, Fundación RACC, OTC Engineering, Altran Innovación, Applus Idiada, National Instruments, Inforserveis, Vexia, Fast Parcmotor y la Sociedad de Técnicos de Automoción (STA).

Precisamente la décima edición de los Premios Salón del Automóvil, que organizan Fira de Barcelona y la STA, está centrada en las innovaciones en el terreno de la conectividad.

Nuevas propuestas para la movilidad sostenible

Live-800x500 2

En el Salón Internacional del Automóvil 2015 también se han preparado la Urban Mobility, una superficie de 8.000 m2  ubicada al aire libre junto a la Font Màgica de Montjuïc, y que cuenta con la presencia y la colaboración del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), TMB, el Ayuntamiento de Barcelona y la Plataforma LIVE, una iniciativa para promover la implantación de los vehículos eléctricos en Barcelona donde se recrean:

  • diferentes áreas de una ciudad dotadas de servicios avanzados, como aparcamientos públicos con sistemas para pagar con el móvil, puntos de recarga para vehículos eléctricos y de gas natural, una parada de autobús con marquesinas inteligentes e incluso una zona de carga y descarga en la que los transportistas pueden reservar espacio a través del teléfono.

1507810_986502054696371_8202974306920443027_n

  • otros proyectos en desarrollo en la ciudad de Barcelona y su área metropolitana como el bus eléctrico, el smart parking -que incorpora sensores que alertan de plazas libres en estacionamientos públicos-, el nuevo Bicing y la flota de taxis eléctricos.

22117_946032365449204_3979247128688365564_n

  • se pueden ver en funcionamiento y probar una selección de bicicletas eléctricas, que también son plegables (para niños y adultos) y Segways, así como motos y coches para servicios municipales o de uso comercial con motores 100% eléctricos o de gas natural como los que exponen las marcas Volta Motorbikes, Renault, KIA o Iveco.

bicing

 

Cambio de paradigma

La creación de la Urban Mobility surge de la voluntad de la industria automovilística de implicarse en el proceso hacia una movilidad urbana multimodal y más sostenible, un objetivo que va estrechamente ligado al concepto de la smart city.

En las ciudades cada vez más pobladas y con mayor congestión de tráfico, aparecen normativas más exigentes que regulan no solo la emisión de gases contaminantes en los coches sino también la presencia y la circulación de vehículos privados en las urbes. Los ciudadanos, además, están cada vez más concienciados con el medio ambiente y buscan formas de movilidad más eficientes.

Según un informe de Telefónica sobre el automóvil conectado, conocer el rendimiento del combustible es una de las funciones que más les interesa a los conductores. El mismo estudio prevé que en 2034 el 35% de los consumidores no tendrán vehículo propio y en su lugar utilizarán alternativas como el coche compartido.

La industria automovilística se está adaptando a este cambio de paradigma diseñando modelos con motores más eficientes y que incorporan nuevos servicios tecnológicos que permiten la interconexión, a través de los dispositivos móviles, de los conductores con las infraestructuras y los sistemas de transporte rodado. Una conectividad que aporta grandes beneficios a la eficiencia energética de los vehículos.

 

Robert Bosch, un ejemplo de inteligencia práctica

Bosch las ha visto venir desde sus orígenes como investigador y creador de nuevas tecnológicas para el automóvil a través del tiempo, desde que lo mecánico se complementó con lo eléctrico, después con lo electrónico y luego todo empezó a gestionarse de manera inteligente en los sistemas y subsistemas del automóvil.

Ahora, situados en pleno siglo XXI y haciendo de las necesidades de los nuevos tiempos virtud creativa, sigue aportando y anticipándose de cara al futuro contribuyendo con sus “máximas” de futuro, cual oráculo que anticipa lo venidero:

CEjnxVbUIAATOBR“El coche del futuro será conectado, automatizado y electrificado” o indicándonos sus objetivos: “Hacer que internet forme parte del coche y que, a su vez, el coche forme parte de internet es uno de los objetivos perseguidos”.

Con estas premisas, Robert Bosch se presenta en el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, con los deberes hechos y las propuestas bien justificadas. Según sus estimaciones, en el año 2022 habrá 700 millones de coches conectados. Por todo ello, está haciendo ya del coche un agente activo de internet capaz de proporcionar a los conductores una serie de ventajas en el campo de la seguridad, el confort y la economía.

Bosch, que cuenta con un amplio know-how en todas las áreas implicadas, ofrece ya el hardware que establece la conexión con el mundo exterior, una plataforma de software flexible que pone en contacto a los proveedores y usuarios de los servicios, así como numerosos servicios relacionados.

El Stand de Bosch: tres sistemas inteligentes

1.- “Valet parking” o aparcamiento automatizado: Sistema automatizado de búsqueda de plaza de aparcamiento y realización autónoma de las maniobras necesarias en parkings.

Por ejemplo: el conductor llega en su vehículo a un parking. La información sobre los datos del edificio y las plazas libres se transmiten al vehículo. El conductor confirma la función "aparcamiento automatizado" y abandona el vehículo. El coche busca la plaza libre y aparca automáticamente, enviando la confirmación "vehículo aparcado" al smartphone del conductor. Cuando el conductor desea volver a recoger el coche, solicita a través de su smartphone o tablet que el vehículo regrese al punto de entrega.

 

2.- Comunicación ‘Car to Car’: Intercambio de información entre vehículos en tiempo real sobre posibles peligros, vehículos averiados, retenciones o situaciones climatológicas adversas, con el objetivo de que el conductor se pueda anticipar a estas situaciones, lo que redunda en una mayor seguridad.

Por ejemplo: los sensores de un vehículo informan de una avería. Esta información "vehículo averiado" se emite al entorno más próximo y así, los vehículos que circulan por detrás reciben la información y alertan al conductor con suficiente antelación. El tráfico en sentido contrario también es informado y reenvía la información.

 

3.- Gestión de flotas: Además de mejorar la seguridad, la combinación de datos del vehículo también ahorrará dinero, especialmente para las empresas y flotas. Bosch conecta en red los vehículos de una misma flota, lo que permite una nueva forma de análisis, por ejemplo, para el mantenimiento preventivo.

Por ejemplo: a través de la interfaz que forma parte del sistema de diagnosis a bordo, el vehículo reconoce la necesidad de cambiar una pieza. Así, tanto los requisitos de mantenimiento como la identificación del vehículo se transmiten automáticamente al gestor de flotas a través del sistema telemático de Bosch. Los requisitos de mantenimiento se han introducido previamente en el sistema informático del gestor de flotas. El taller y la compañía de renting acuerdan la orden para el mantenimiento necesario. El conductor recibe diferentes propuestas de citas de los talleres más cercanos y confirma una cita por teléfono o cómodamente online desde su propio domicilio.

 

Los sistemas de Bosch con nombre y función

mySPIN, Bosch
Actualmente, la conectividad con el mundo exterior se consigue principalmente a través del smartphone. Con mySPIN, Bosch ofrece una forma de integración en el automóvil de los Smartphone basados en sistemas operativos Android e iOS, de forma que la pantalla del dispositivo móvil sea visible en la pantalla central del vehículo. La solución crea un vínculo perfecto entre el dispositivo y el vehículo y garantiza un uso mucho más seguro y fiable en el automóvil. Además, las Apps se pueden utilizar en el automóvil de forma mucho más sencilla, segura y confortable.

Smartphone-Integration

eHorizon (Horizonte electrónico)
Bosch está, incluso, conectando el sistema propulsor a internet. El camino pasa por el sistema denominado eHorizon (Horizonte electrónico)  que ofrece desde 2012, con el fin de hacer que los viajes sean homogéneos y reducir las aceleraciones y desaceleraciones innecesarias. En el futuro, los datos de navegación se complementarán con datos actuales recogidos a través de internet sobre la situación en la carretera, por lo que los vehículos podrán, por ejemplo, rodar por inercia hasta llegar a un atasco de tráfico próximo. Esta navegación en red, en la que el vehículo tenga en cuenta los datos de internet, no sólo se encontrará en los camiones del futuro, sino también en los turismos.

Composing

“Floating Car Data”
Los vehículos no sólo utilizarán la información de internet, sino que también transmitirán informaciones a su entorno. Para ello, Bosch hace que los vehículos formen parte de internet. Los vehículos se convertirán en el futuro en sensores que recogerán informaciones de su entorno y las intercambiarán entre sí o con un servidor.

1-UBK-19971

Conocida como “Floating Car Data”, esta información es necesaria tanto para obtener mapas altamente dinámicos, como para mejorar la seguridad del vehículo. Mientras que el conductor sólo ve una curva, el sistema de navegación ya sabe que detrás de ella hay hielo en la calzada o un atasco de tráfico. De esa manera, se puede evitar que un coche o un camión circulen deprisa al aproximarse al lugar de un accidente o a una caravana de coches. El sistema puede avisar al conductor o iniciar automáticamente una operación de frenado.

eCall obligatorio en 2018
Ya existen las primeras aplicaciones con las que los vehículos se comunican con el mundo exterior. Un ejemplo de ello es el sistema eCall, que será obligatorio en la Unión Europea en 2018. Este sistema detecta que el vehículo ha estado implicado en un accidente y establece automáticamente una llamada de emergencia con un centro de comunicaciones de Bosch que funciona 24 horas durante los 365 días del año. Este servicio se activa a través de los mismos sensores que disparan el despliegue de los airbag.

Soluciones de movilidad inteligente
En el corazón de cualquier solución inteligente es la unidad de control de conectividad de Bosch, compuesta de un módulo GSM para la comunicación, y, por lo general, también un módulo GPS que proporciona datos sobre la posición actual, una información primordial para muchos servicios. Los nuevos servicios telemáticos de Bosch proporcionan una mayor transparencia y una visión más clara de los operadores de flotas. A través de la interfaz que forma parte del sistema de diagnosis a bordo (OBD), los datos acerca del vehículo, del viaje y de servicio se envían a Bosch para su análisis. Sobre la base de estos datos evaluados, el operador de la flota puede optimizar los tiempos de operación y mantenimiento.

"Flex Inspect: La conectividad en los talleres
La conectividad no termina cuando el coche tiene que ir al taller para un servicio de mantenimiento o reparación. Desde que la electrónica del vehículo es cada vez más potente y compleja, Bosch está haciendo lo posible para que los talleres puedan acceder online a ciertos datos útiles del vehículo para la diagnosis y reparación de fallos. El sistema de diagnosis "Flex Inspect" puede leer automáticamente la memoria de errores, revisar la batería, comprobar la presión de inflado de los neumáticos, y examinar la geometría del chasis. Sobre esta base, el mecánico puede comentar inmediatamente al conductor los trabajos de reparación que necesita el vehículo, e incluso, durante la reparación, el técnico puede hacer uso de la tecnología de realidad aumentada.

1-UBK-19969

El coche forma parte del Internet de las Cosas y las Smart Cities
La conexión en red del automóvil es una gran tarea. Hasta ahora, los coches estaban aislados de su entorno, pero en el futuro van a interactuar con él, incluso se podría conectar en red una ciudad grande, incluida su infraestructura, de modo que se garantizara una movilidad óptima. Si alguien quiere ir, por ejemplo, desde el centro a la periferia, puede utilizar para el centro de la ciudad el metro y luego cambiar a un vehículo de car-sharing.

Através de las plataformas de Bosch con Service Brokering, el transporte público, junto con las empresas de alquiler de coches eléctricos y de bicicletas eléctricas, podrán ofrecer conjuntamente una oferta integral de movilidad. De hecho, actualmente ya se controla, incluso, la infraestructura de grandes proyectos piloto de conducción eléctrica por las plataformas de software de Bosch.

Un ejemplo es Hubject, el sistema roaming para las estaciones de recarga. De esa forma, los clientes podrán recargar sus vehículos eléctricos en estaciones de recarga de distintas empresas y pagarlas cómodamente a través de la factura de la luz.

Según las estimaciones, los vehículos automatizados y conectados pueden mejorar el flujo del tráfico rodado en un 80 por ciento, haciendo posible que las personas mayores tengan una movilidad cómoda y segura.

Conversaciones: