CON TECNOLOGÍA DWPT DE ELECTROAD

Israel invierte en calles inteligentes para cargar sin enchufe: ¡directo del asfalto!

El gobierno israelí junto a la empresa ElectRoad trabajan en el desarrollo e implantación de un sistema de recarga inalámbrica para el transporte urbano.

Israel invierte en calles inteligentes para cargar sin enchufe: ¡directo del asfalto!.
Israel invierte en calles inteligentes para cargar sin enchufe: ¡directo del asfalto!.

La aplicación real de este sistema se hará efectiva en la primera ruta de 800 metros preparada para autobuses eléctricos en abril de 2018. Se espera seguir con un sistema de transporte de unos 17 kilómetros entre la ciudad de Eilat y el aeropuerto internacional Ramón.

ElectRoad es una empresa israelí fundada en 2013 dedicada al desarrollo de la movilidad eléctrica. Para ello, se ha centrado en el transporte público y plantea la adopción a gran escala de autobuses eléctricos puros para el mercado potencial de las grandes ciudades al que ofrece un primer producto exclusivo: un sistema de electrificación inalámbrico dinámico para el transporte urbano (DWPT).

El sistema pretende eliminar los tres principales obstáculos en movilidad eléctrica: costo, peso y rango.

La tecnología que ha desarrollado, intenta diferenciarse a través de una propuesta que pretende eliminar (o reducir a la máxima expresión) las pesadas y caras baterías (se estima que son un 1/3 del peso del vehículo), además del considerable espacio que ocupan y de la limitación de la autonomía de las cargas. Es decir, eliminar los tres principales obstáculos en movilidad eléctrica: costo, peso y rango, es un objetivo encomiable.

Y para conseguirlo, lo que propone es el sistema de tecnología DWPT (sistema dinámico de transferencia inalámbrica de energía) que no necesita de batería, es cero emisiones y consigue un mínimo peso del vehículo con los consiguientes rebajas en los costes por kilómetro, infraestructura o mantenimiento.

El gobierno de Israel junto con la empresa ElectRoad colaboran para la puesta en marcha de una ruta de autobuses en Tel Aviv (que ha contado con la ayuda de 120.000 dólares del Ministerio de Transportes de Israel para el primer kilómetro de carretera) usando esta tecnología de carga inductiva que no necesita de enchufes ni detenerse para realizar la carga.

Se espera hacer efectivas las pruebas a lo largo de 800 metros en abril de 2018. De momento se ha realizado una ruta de prueba de 25 metros en la sede de la compañía en Cesarea. Posteriormente y si todo va bien, el gobierno tiene previsto comenzar con servicios de transporte entre la ciudad de Eilat y el Aeropuerto Internacional Ramón de unos 17 kilómetros de distancia.

La tecnología y su aplicación

En el video adjunto pueden ver el proceso de construcción e implementación de dichas tecnologías donde se puede apreciar el trabajo de roturación del asfalto y el funcionamiento del sistema.

ElectRoad puede instalar la tecnología en una carretera existente con una interrupción mínima, utilizando dos tractores que permiten equipar un kilómetro de carretera en una sola noche. Además, su aplicación es válida para todo tipo de vehículos.

El autobús necesita incorporar una pequeña batería por dos razones: por la necesidad de más energía en la arrancada de su posición estacionaria y para proporcionar energía en cortos tramos de carretera que no incorporan la tecnología. Los autobuses pueden viajar fuera de la zona de carga cerca de unos 5 kilómetros.


Conversaciones: