Híbridos y Eléctricos

AUMENTA EN EUROPA

Desde 2011 el precio de los coches eléctricos ha bajado casi un 50 % en China, pero ¿y en Europa?

Jato Dynamics lanza un informe que compara la actual situación en cuanto a precios de coches eléctricos entre China y el resto del mundo, y descubre el motivo por el que China goza de tal diferencia.

BYD Dolphin eléctrico.
BYD Dolphin eléctrico.

El asunto en torno al que se articulan estas líneas sigue siendo uno de los grandes retos de la industria, y parece que se trata de un debate que seguirá sobre la mesa durante algún que otro año más. Es, ni más ni menos, que el precio de los coches eléctricos, una temática que la empresa analista del sector del automóvil Jato Dynamics ha abordado, arrojando datos relevantes entre los distintos mercados.

Los distintos gobiernos del mundo, y especialmente los europeos, están apostando por políticas verdes que traen consigo fuertes incentivos y ayudas a la compra de coches eléctricos. En este sentido, en nuestro continente el Pacto Verde Europeo ha desencadenado una paulatina retirada de coches de mecánica térmica de los concesionarios hasta 2035.

Sin embargo, y en base a lo que extraemos del informe de Jato Dynamics, este tipo de ayudas se antojan movimientos económicos tardíos que intentan paliar el sobreprecio de un coche eléctrico o híbrido enchufable con respecto a sus rivales de combustión interna, y en muchas ocasiones, dependiendo del coche eléctrico en cuestión, ni siquiera llega a igualar el precio de su equivalente diésel o gasolina.

En España la particular medida para incentivar la compra de vehículos eléctricos es el Plan Moves III, que aporta a la postre de la compra del coche o moto hasta 7.000 euros de ayuda.

Volkswagen ID.3 Pure Performance.

Volkswagen ID.3 eléctrico.

Esta es la tercera iteración del Plan Moves, y probablemente no será la última, pues el propio Gobierno ha anunciado que es ampliable y si no se alargase más en el tiempo a buen seguro tendrá un sucedáneo (de la misma manera que éste lo es de los antiguos Prever y Renove y compañía). En China la situación es bien distinta, pues las primeras ayudas que tenían fundamentalmente a los coches eléctricos como razón de ser se empezaron a abonar en 2009, y no sólo a compradores, sino también a fabricantes.

En estos momentos la diferencia de China con respecto a Europa en términos de asequibilidad de coches eléctricos es tal, y tal ha sido el efecto que han tenido los incentivos que el Gobierno chino ha dado con los años, que el país está empezando a afrontar las primeras fases de la retirada de ayudas. Y es que, recordemos, que en el país asiático existen coches eléctricos (homologados como tal) desde menos de 4.000 euros, entre ellos el mediático Wuling Hong Wuang.

Según Jato, en mayo de 2021, los vehículos eléctricos son en promedio un 52 % más caros que los coches de combustión interna en el Reino Unido y un 54 % más caros en los Países Bajos. En Alemania, el precio medio de un vehículo eléctrico es de 39.755 euros en comparación con los 36.979 euros de los vehículos de gasolina o diésel. Noruega es la única excepción: el precio medio de un coche eléctrico es de 44.500 euros en comparación con los 53.000 euros de uno térmico.

BYD-EA1-2021

BYD Dolphin.

En total, desde 2009 y según Jato Dynamics, el precio medio de los coches eléctricos en China ha disminuido un 47 %, mientras que en Europa y Estados Unidos ha aumentado un 28 y 38 % respectivamente.

No obstante esta diferencia entre mercados también se debe al tipo de productos que cada uno de ellos consume, pues difícilmente en el mercado americano podría triunfar un coche eléctrico como el Huling Hong Wuang, que rebaje el precio de tal manera con respecto a anteriores modelos a la venta, pues históricamente los americanos han optado por coches más grandes, potentes y corpulentos, y por tanto más caros de adquirir.

Ha comentado el CEO de Jato Dynamics, David Krajicek: "Los gobiernos y los fabricantes han logrado un progreso significativo durante la última década en la expansión del mercado de vehículos eléctricos, sin embargo, la industria sigue bajo presión a medida que continúa adaptándose a los requisitos de los objetivos de sostenibilidad y las cambiantes fuerzas del mercado. La incentivación de los vehículos eléctricos ha apoyado a los fabricantes occidentales que buscan expandir su oferta a medida que la demanda de los consumidores ha evolucionado, sin embargo, los actores clave de la industria deben comenzar a abordar la brecha de precios entre los vehículos eléctricos y los automóviles ICE si quieren seguir siendo competitivos con sus pares en China".

Conversaciones: