Híbridos y Eléctricos

Activistas de Greenpeace denuncian en Ibiza la falsa política verde de Volkswagen

Volkswagen presenta estos días en Ibiza nuevos modelos de coches que prueban el desinterés de la empresa por el cambio climático.

Los activistas denuncian el alto consumo de combustible de los nuevos vehículos del Grupo Volkswagen.

Activistas de Greenpeace han realizado diferentes actividades desde ayer para trasladar los mensajes "Volkswagen: el lado oscuro" y "CO2 cambio climático made by Volkswagen" a los participantes del la convención de concesionarios de Volkswagen (VW) que se desarrolla en Ibiza (The Beetle and up! Congress Ibiza 2011).

Los activistas han llevado a cabo diferentes acciones pacíficas de denuncia como el vuelo de un paramotor sobre los 300 coches que Volkswagen ha desplazado hasta Ibiza o la colocación de “nuevas” vallas publicitarias, y también han pintado el lema de la campaña en la carretera por la que circulan los vehículos.

Los activistas, provenientes de Alemania, España, Inglaterra y Francia denuncian el alto consumo de combustible de los nuevos vehículos del Grupo Volkswagen presentados en la convención y las fuertes presiones políticas ejercidas por la compañía en contra de los coches más eficientes. Desde el pasado 12 octubre hasta el 4 de noviembre VW presentará a más de 12.000 concesionarios, comerciales y periodistas especializados el nuevo modelo ‘up!’, su coche más pequeño. Hasta ahora, su tecnología "BlueMotion", dirigida a reducir el consumo y las emisiones del vehículo, está disponible tan solo como un accesorio de elevado coste.

Desde junio Greenpeace está pidiendo a VW que deje de hacer presión en contra de una revisión más ambiciosa de los estándares de eficiencia energética de los coches establecidos en la Unión Europea y le ha pedido reiteradamente que apoye públicamente un estándar de 80 gCO2/km para los coches vendidos en Europa en 2020. La compañía continúa manteniendo el silencio sobre las peticiones planteadas por la organización ecologista, sin ni siquiera aceptar un encuentro oficial en el que debatirlas.

Greenpeace denuncia que VW se plantea conquistar los mercados occidental, del extremo oriente y de otras economías emergentes con el ‘up!’, un vehículo que en su versión básica consume más de 4,2 litros de gasolina por cada 100 kilómetros (l/100km) y emite más de 100 gramos de dióxido de carbono por kilómetro (gCO2/km). La organización ecologista recuerda que en 1998, el modelo ‘Lupo‘, más grande y más pesado que el ‘up!’, salió al mercado con unas emisiones de tan solo 78 gCO2/km (2,99 l/100km en su versión diésel). Incluso las versiones de bajo consumo de los ‘Golf’ y ‘Polo’ producen menos CO2 que el ‘up!’.

"Teniendo en cuenta esta vuelta atrás tecnológica, resulta muy descarado que se vendan coches de elevado consumo como el ‘up!’ como una innovación para la industria. La lucha contra el cambio climático es solo una estrategia de marketing para VW y en el mejor de los casos, una opción para hacer algo de dinero extra", ha declarado Sara Pizzinato, responsable de la campaña de Transporte y Cambio Climático de Greenpeace.

Volkswagen: la huella de carbono más grande de todos los fabricantes europeos de automóviles

"Por encima de todo, VW tiene un responsabilidad ambiental especial como compañía global: simplemente por el gran número de vehículos que produce, VW debe hacer un esfuerzo singular para reducir masivamente sus emisiones de CO2", ha añadido Pizzinato. VW es el mayor fabricante de automóviles en Europa, pero los coches realmente eficientes solo son una minoría en su mercado (6% en 2010). "VW tiene que poner de serie en toda su flota la tecnología BlueMotion o equivalentes en todas sus marcas con el fin de llegar a un promedio de 80 gCO2/km para el año 2020 en su propia flota."

Asimismo, Greenpeace hace hincapié en que anualmente VW invierte millones en publicidad verde pero la compañía y sus grupos de presión están ejerciendo una presión muy fuerte sobre la UE para bloquear las legislaciones comunitarias más importantes en materia de cambio climático y de energía.

"Comerciales y concesionarios de VW están disfrutando de un entorno impresionante en Ibiza pero lo que quizá no saben es que, si VW no reduce el consumo de combustibles de los vehículos que fabrica, podría ser solo cuestión de tiempo antes de que los coches en las carreteras se alimenten de la destrucción de este mismo lugar” ha añadido Pizzinato.

En este sentido, Greenpeace quiere denunciar que la falta de ambición de la industria automovilística en materia de eficiencia de los coches representa el motor de los proyectos de prospección petrolífera en aguas profundas entre Ibiza y Valencia así como en toda la costa española.

La campaña de Greenpeace para alejar del Lado Oscuro a Volkswagen tuvo inicio con una parodia de un anuncio publicitario de VW inspirado en la “Guerra de las Galaxias” de George Lucas y ya ha registrado más de un millón de visualizaciones en internet. Desde entonces más de 430.000 seguidores han participado en la campaña de Greenpeace en www.vwdarkside.com/ES.

Además, la organización ecologista ha promovido un concurso internacional de vídeo para hacer frente a los mensajes publicitarios engañosos de VW. Hasta la fecha se han presentado 80 cortometrajes y se han publicado en internet (http://films.vwdarkside.com) para favorecer la votación popular a la mejor película.

Conversaciones: