Híbridos y Eléctricos

PROYECTO TOTALMENTE CASERO

Un adolescente de 16 años convierte su antiguo Porsche Boxster en un coche eléctrico

Compró un antiguo Porsche Boxster S con el motor estropeado y, con la ayuda de su padre y seis meses después, lo ha convertido en un coche eléctrico capaz de hacer el 0-100 km/h en 6 segundos.

En la imagen, el Porsche Boxster E de 2011
En la imagen, el Porsche Boxster E de 2011

Porsche ya está trabajando en la próxima generación de los 718 Cayman y 718 Boxster, que tendrán variantes eléctricas. Dos modelos cuyo primeros vestigios datan del año 2011, en el que la marca de Stuttgart presentó el Boxster E eléctrico a modo experimental. Sin embargo, un adolescente estadounidense se ha adelantado al fabricante alemán y con sólo 16 años ha convertido su antiguo Porsche Boxster en un coche eléctrico.

Realmente ha sido una tarea conjunta de Isaac Kelly y su padre, que han trabajado codo con codo para convertir un antiguo Porsche Boxster S de gasolina en un deportivo eléctrico. El coche original lo compraron a un precio muy bajo debido a un problema que presentaba en el motor, probablemente el conocido IMS, habitual en este modelo, y en vez de repararlo de manera convencional decidieron darle una nueva vida diferente.

Kelly ha pasado seis meses en el proceso de reconversión, que le ha costado 13.000 dólares (unos 11.500 euros) entre las baterías -lo más caro- y demás componentes. Para las baterías han utilizado 92 celdas de la batería del Nissan Leaf, que van colocadas en el hueco que dejó el motor de gasolina. Para conseguir que todo no se moviese de su sitio, las baterías tienen un chasis casero realizado en acero que va soldado a los soportes del motor original.

Para controlar el motor, regular el proceso de carga y monitorear el estado de la batería, Kelly programó cuatro microcomputadores Arduino. El adolescente estadounidense reconoce haber tenido que "soldar muchos cables, hacer muchos cálculos y escribir toneladas de código" para conseguir que el coche funcione como deseaba.

Según su creador, este Boxster S eléctrico acelera de 0-96 km/h en 6 segundos, tiene una autonomía aproximada de 100 km (unas 60 millas), y se puede recargar en cualquier estación de recarga para coches eléctricos gracias a un sistema de 400 voltios. Cifras modestas, pero no hay que olvidar que es un proyecto casero. El propio Kelly admite que su Boxster S eléctrico no es precisamente práctico: "No puedes ir muy lejos y no puedes llevar muchas cosas pero es un coche divertido, que es su idea".

Conversaciones: