Híbridos y Eléctricos

IRIZAR I2E

El AMB probará el autobús eléctrico Irizar i2e en el ámbito metropolitano

El AMB presenta un nuevo autobús totalmente eléctrico que se probará en diferentes líneas del Baix Llobregat y Hospitalet para comprobar su idoneidad para prestar servicios a los trayectos metropolitanos.

 Irizar i2e.
Irizar i2e.

Antoni Poveda, Vicepresidente de Transporte y Movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), ha presentado un modelo de autobús eléctrico que funcionará durante las próximas semanas en diferentes líneas del ámbito de actuación del área metropolitana. Es una primera prueba para la futura implantación de este tipo de vehículo a la red de autobuses metropolitanos.

Las empresas del grupo Baixbus, que operan líneas de Hospitalet, Baix Llobregat y del Nitbus), son las encargadas de poner en servicio el nuevo bus eléctrico en diferentes líneas –inicialmente, L46, L52 y L96– con el objetivo de verificar su idoneidad para prestar servicio en trayectos urbanos y suburbanos de la red de la AMB.

El autobús eléctrico Irizar i2e

El autobús que circulará en fase de pruebas es el modelo i2e de la marca vasca Irízar, que actualmente está siendo testado en dos ciudades de España: San Sebastián (en servicio desde julio del 2014 con más de 7.000 Km recorridos) y Barcelona (desde el 18 de agosto con más de 9.000 Km).

Este modelo ha sido diseñado para ofrecer una autonomía de entre 200 y 250 kilómetros, realizando una única carga al final de la jornada. Con tan sólo cinco horas de carga garantizada entre 14 y 16 horas de funcionamiento.

Se trata de un autobús urbano de piso bajo integral con tres puertas y dimensiones estándar: tiene una longitud de 12 metros y una anchura de 2,55 metros. Dispone de un total de 24 asientos, con una capacidad total para 70 viajeros, así como dos espacios para sillas de ruedas.

La energía eléctrica se acumula en un conjunto de baterías de sodio-níquel con una tensión nominal de 600-650 V y una capacidad total de 376 kWh. Estas se pueden recargar en cochera en un máximo de 5 horas. También dispone de un grupo de supercondensadores destinados a facilitar la aceleración del vehículo después de un paro sin provocar descargas importantes a las baterías debido a las puntas de potencia requeridas en estos casos. El motor eléctrico de tracción tiene una potencia de 180 kW y la carrocería es totalmente autoportante, con una estructura lateral y superior de aluminio.

Vehículos más grandes en la línea L46

La línea L46, que presta servicio de autobús urbano en Sant Joan Despí y que enlaza la ciudad con Sant Just Desvern y Cornellà, también se ha renovado: ha sustituido 6 vehículos por otros más grandes, de 12 metros, adaptados a personas con problemas de movilidad, con motores Euro V y EEV (más eficientes) y con la imagen corporativa de Sant Joan Despí, y en breve sustituirá el séptimo vehículo por un autobús, también de 12 metros, pero con tecnología híbrida diesel-eléctrica. Se da así respuesta al incremento de la demanda de esta línea, que en 2014 creció un 6%, con un volumen total de viajeros de 844.011 personas.

Sistema de información al usuario de nueva generación

Durante la presentación también se ha podido ver el nuevo sistema de información al usuario que se ha empezado a instalar en diferentes paradas metropolitanas, y que informan de los minutos que faltan para la llegada del próximo autobús. Las primeras unidades de las 52 nuevas pantallas de información al usuario (PIU) se han colocado en el Hospitalet y en St. Joan Despí se instalarán 9.

Se trata de pantallas de nueva generación que incorporan un nuevo diseño y nuevas funcionalidades: funcionamiento 100% con energía solar; pantalla de tinta electrónica de bajo consumo con elementos de información y iluminados con LEDs; paramentos verticales de policarbonato antivandálico y antirayaduras; sistema de audio para invidentes, que una vez se activa mediante un mando a distancia permite escuchar la información de la pantalla por los altavoces incorporados, e información de las principales incidencias del servicio del bus (por ejemplo, si el servicio se ve afectado por algún desvío importante).

También se incorporarán un total de 8 pantallas informativas sobre el servicio de transporte público a equipamientos y lugares de interés general, como los vestíbulos de hospitales, estaciones y otros espacios de uso ciudadano. Ya se pueden ver en el Hospital General de Hospitalet y en el Hospital de Bellvitge, y próximamente se instalará una en el Hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí.

Conversaciones: