Híbridos y Eléctricos

FICHAN POR EMPRESAS AERONÁUTICAS

Apple pierde responsables de su proyecto de coche eléctrico, ¿qué está pasando?

El Apple Car está suponiendo importantes quebraderos de cabeza para la empresa de Cupertino. Después de muchos años de desarrollo, el futuro coche eléctrico de la firma está más cerca que nunca, pero ahora Apple se despide de tres de sus ingenieros de mayor relevancia dentro del proyecto, los cuales han firmado con distintas empresas aeronáuticas.

El proyecto del Apple Car está resultando tortuoso para la firma de Cupertino
El proyecto del Apple Car está resultando tortuoso para la firma de Cupertino

El Apple Car lleva prácticamente una década en boca de todos. Este proyecto lleva vivo más años de los que nos cabría esperar y, al parecer, desde Apple (por fin) ya comienzan a ultimar todos los detalles de ingeniería sobre este nuevo dispositivo para la marca. Al parecer, según publica Bloomberg, la firma de la manzana mordida ha perdido importantes ingenieros y responsables del proyecto, de los cuales, tres han sido ya fichados por diferentes compañías aeronáuticas. 

¿A qué se debe esta fuga de cerebros? Algunos de los indicadores hacen referencia a que el proyecto del Apple Car ya estaría prácticamente culminado y el trabajo de estos importantes responsables técnicos habría terminado. En cambio, son muchas las voces que se alzan asegurando que estas salidas se deben principalmente a unas ambiciones difíciles y desalentadoras para estos trabajadores, quienes han podido ser sometidos a una enorme presión y a unos continuos cambios de trayecto dentro de su propio entorno de trabajo. 

Estos tres puestos de cuantiosa relevancia que han abandonado el proyecto en los últimos días han sido los siguientes: Eric Rogers, el cual portaba el galardón de ingeniero jefe de Apple para sistemas de radar, que ha sido fichado por Joby Aviation; Alex Clarabut, jefe de ingeniería de los sistemas de baterías, contratado ahora por Archer Aviation; y Stephen Spiteri, jefe de ingeniería de hardware de Apple, quien también ha firmado con Archer Aviation. Ambas firmas aeronáuticas confirmaron sus nuevas contrataciones al frente de sus respectivos proyectos sobre taxis aéreos eVTOL de los que hemos podido hablar aquí en numerosas ocasiones. 

Que estos tres puestos de relevancia hayan salido de la compañía de Cupertino dice mucho en contra de la misma, ya que si el conocido 'Proyecto Titán' no estuviese concluido, como especifican la mayor parte de analistas cercanos, el lanzamiento del vehículo eléctrico estaría suponiendo una importante piedra en el camino para Apple. El propio Tim Cook, CEO de la marca, ya anunció hace meses que en los próximos años “veremos grandes cosas” bajo el sello de la manzana mordida, una afirmación que, para muchos, ha supuesto la confirmación del lanzamiento de este coche eléctrico, entre otros dispositivos tecnológicos.

A lo largo de este último año, Apple ha debido enfrentarse al abandono del proyecto por un total de seis de sus trabajadores de responsabilidad, en favor de puestos similares en otras compañías del ámbito tecnológico, y principalmente aeronáutico. Michael Schwekutsch fue uno de los que recientemente dejó Apple para unirse también a Archer, donde desempeña ahora el papel de Vicepresidente Senior, aunque otros también han sido fichados por Rivian, la firma de coches eléctricos que apunta a rivalizar con Apple en los próximos años. 

Todo parece indicar que desde Apple ya tienen prácticamente culminado su proyecto de coche eléctrico a la espera de pulir algunos detalles referentes a su interfaz para el usuario y su propia conducción autónoma. Sobre esto último los rumores apuntan a que desde la marca de Cupertino se decantarían por el lanzamiento del modelo como vehículo eléctrico sin más, nada de conducción autónoma pura, ya que esto esperarían a lanzarlo más adelante cuando la tecnología esté más avanzada en este sentido. Los últimos meses han sido caóticos para la firma californiana, ya que su búsqueda de fabricante colaborador ha sido realmente tortuosa. Su presentación oficial se espera que tenga lugar a lo largo del año 2023, aunque su comercialización se retrasaría hasta 2025, como mínimo.

Conversaciones: