Híbridos y Eléctricos

SEGÚN ROTH CAPITAL PARTNERS

Apple se propuso comprar Tesla en 2013 y podría volver a intentarlo

Craig Irwin, analista de Roth Capital Partners, aseguró que hace seis años Apple quiso comprar a Tesla por un valor aproximado de 240 dólares por acción, más de lo que cotiza actualmente.

apple
Apple se propuesto comprar Tesla en 2013 y podría volver a intentarlo.

Apple intentó comprar a Tesla en 2013 por más de lo que vale actualmente, informó Craig Irwin, analista senior de la consultora Roth Capital Partners, a CNBC. Hace seis años la acción del fabricante de coches eléctricos cotizaba en 240 dólares, mientras que hoy ronda los 200 dólares en Nasdaq.

“Alrededor de 2013 hubo una oferta seria de Apple cercana a 240 dólares por acción”, dijo Irwin sin revelar sus fuentes. “Esto lo confirmamos varias veces. Tengo plena confianza de que es cierto. Apple apostó por Tesla. No sé si se llegó a formalizar nada por escrito, pero sé por varias fuentes que esto ocurrió”.

El analista cree que Apple todavía podría tener interés en comprar Tesla con miras al desarrollo de un coche eléctrico autónomo, conocido internamente en Cupertino como el “Proyecto Titan”.

Según el portal Electrek, hace algunos años surgió el rumor de que Musk se habría acercado a Adrian Perica, jefe de operaciones de adquisición de Apple, para ofrecerle Tesla. En los últimos años, Apple ha logrado conocer cómo trabaja el fabricante californiano después de contratar a varios de sus ingenieros y ejecutivos de alto nivel, incluyendo a su jefe de motores eléctricos, Michael Schwekutsch.

En la biografía de Elon Musk, escrita por Ashlee Vance, se cuenta que en 2013 el CEO de Tesla había llegado a un acuerdo con Larry Page, cofundador de Google, para que este adquiriera al fabricante de coches. Según dos personas relacionadas con las negociaciones, Musk había decidido cerrar silenciosamente la planta de Tesla después de tener muchos problemas con sus pedidos. Esto lo llevó a ofrecer a Page la compañía por un precio de 6.000 millones de dólares (5.380 millones de euros) más otros 5.000 millones de dólares (4.480 millones de euros) para la expansión de las fábricas. Musk también pidió a Google que se comprometiera a no cerrar la compañía antes de que produjera un coche eléctrico de tercera generación y que le permitiera seguir al frente de Tesla durante ocho años o hasta que construyera un vehículo de este tipo. Page aceptó la propuesta y el trato estaba hecho.

Era un momento difícil para Tesla, al no poder entregar a tiempo el Model S a muchos de sus clientes debido a retrasos en la producción. Pero después las cosas mejoraron y Musk abandonó el trato.

Pero los desafíos no han acabado para el fabricante californiano. Hace pocos días, Musk dijo a sus empleados –mediante un correo electrónico- que si no reducen costes la compañía se quedará sin efectivo en 10 meses, informó Reuters. “Las medidas de reducción de costes son necesarias a pesar de haber recaudado 2.700 millones de dólares a principio de este mes. Esta inyección de capital no durará lo suficiente si seguimos quemando efectivo al ritmo de los tres primeros meses del año”, dijo Musk a sus empleados. Especificó que Zach Kirkhorn, el nuevo director financiero, y él mismo, revisarán personalmente todos los gastos que abone la cuenta corriente de la compañía, incluidas piezas, salarios, gastos de viaje, alquiler, etc.

Conversaciones: