Híbridos y Eléctricos

SISTEMA SKYCHARGE

La agencia de seguridad aérea aprueba el primer punto de recarga para aviones eléctricos

Un paso más hacia la industria aeronáutica eléctrica. Skycharge se convierte así en el primer punto de recarga validado para aeronaves, marcando un importante hito para el sector.

skycharger-punto-carga-aviones_portada
Aprobado por la EASA el primer punto de carga para aviones eléctricos

Al igual que los coches o el transporte rodado, los aviones eléctricos se deben enfrentar al delicado momento de la recarga. Aunque la industria aeronáutica todavía está lejos de tener una flota eléctrica 100% viable, ya se ofrecen diversas aeronaves eléctricas que tienen que recargar al final de cada ruta. La EASA acaba de aprobar la primera estación de carga para aviones eléctricos.

La EASA es la Agencia Europea de Seguridad Aérea. De ella depende todo el control, supervisión y gestión de la seguridad que rodea al transporte aéreo en Europa. A sus funciones se suman ahora los diversos puntos de recarga de aeronaves eléctricas. Diferentes tecnologías que tendrán que pasar diferentes pruebas y test para comprobar y validar su seguridad de cara al empleo habitual en la industria.

Skycharge se convierte así en el primer punto de recarga validado para aeronaves, marcando un importante hito para el sector. El punto se basa en tecnología de carga de corriente continua patentada por Eaton. Brinda una eficiencia de conversión superior al 96% y es apto tanto para aviones eléctricos como para aviones eVTOL, y que por supuesto también puede ser empleado para la recarga de coches eléctricos.

skycharger-punto-carga-aviones_02

El proyecto Skycharge está impulsado por Green Motion y Pipistrel.

Entre otras de sus funcionalidades, Skycharge es la primera estación de carga para aviones con tecnología V2G, Vehicle-to-grid. Un conversor es capaz de transmitir energía a la aeronave o viceversa en función de las necesidades o los requerimientos necesarios en el momento de la conexión.

Para facilitar las operaciones de repostaje el dispositivo se ofrece en versión fija o en un soporte móvil. De esta forma si el avión no puede acercarse al punto será este el que se mueva al avión para iniciar la recarga. La versión móvil emplea una toma GB/T mientras que para automóviles es capaz de ofrecer tomas CSS o CHAdeMO.

Skycharge es un proyecto impulsado por Green Motion y Pipistrel. Un desarrollo conjunto entre las dos empresas, una suiza y otra eslovena, que ha concluido con el primer punto de recarga aprobado por la EASA. Actualmente Green Motion ha pasado a manos de Eaton, una empresa de gestión de energía irlandesa y estadounidense, que es la que proporciona el sistema de carga de corriente continua anteriormente mencionado.

De esta forma se da un paso más hacia esa movilidad alternativa de un futuro cada vez más cercano. Aunque todavía estamos lejos de ver estos desarrollos de forma cotidiana, cada paso cuenta. La industria aeronáutica está invirtiendo muchos recursos en la primera generación de aviones eléctricos. Recientemente se han anunciado proyectos prometedores como el lanzado por Wright Electric con su motor eléctrico para aeronaves con 2 MW de potencia.

Conversaciones: