Híbridos y Eléctricos

PARA 2025

Aston Martin dice adiós a sus V8 y V12: los Vantage y DB11 serán sustituidos por coches eléctricos

El CEO de Aston Martin, Tobias Moers, ha confirmado que sus deportivos más tradicionales serán relevados por coches completamente eléctricos, confirmando así que sus característicos V8 y V12 pasarán a la historia.

Aston Martin Vantage
Aston Martin Vantage

La semana pasada era presentado el Aston Martin Valhalla, un radical deportivo de altos vuelos que bajo la condición de ser un híbrido enchufable mostraba los primeros signos de electrificación dentro de la mítica firma británica. Una electrificación que se acentuará para 2025, pues los dos modelos más populares de la gama de Aston Martin, los Vantage y DB11, verán cómo sus V8 y V12 pasan a la historia al ser relevados por coches eléctricos.

Se trata de una noticia que ha sacado a la luz el CEO de Aston Martin, Tobias Moers, durante el Goodwood Festival of Speed, pues con el objetivo fijado de que para 2030 el 50 % de las ventas  del fabricante sean eléctricas las decisiones han de verse rápidamente reflejadas en su gama. Ha prometido el directivo de la compañía británica que para cuando presenten su primer deportivo eléctrico, éste tendrá una autonomía superior a 600 kilómetros con una carga completa de su batería.

Ha dicho Tobias Moers acerca del futuro de sus icónicos V8 y V12: "La sucesión de nuestros deportivos tradicionales tiene que ser totalmente eléctrica, sin duda".

En base a lo que Automotive News Europe ha anunciado, se mantendrá la estructura actual de la gama de producción en serie de Aston Martin, en la que el Vantage conforma el escalón de entrada, con el DB11 suponiendo el escalon intemedio y el DBS como modelo tope de gama, al que se deberá sumar un deportivo más, según ha comentado el propio Moers.

Sin embargo, no está del todo claro que los dos primeros modelos, el Vantage y el DB11, puedan ver continuado su legado, o al menos que todos y cada uno de los modelos sobre los que ha hablado Aston Martin sean plenamente compatibles, pues una vez que la electricidad se extienda en su oferta se antojan demasiados modelos distintos que verán cómo la principal diferencia entre ellos se difumina.

Y es que mientras la personalidad de los últimos modelos de la saga DB (DB9, DB11 o DBS) se ha forjado en torno a los V12, el Aston Martin Vantage siempre se ha caracterizado por su V8, aunque haya tenido también alguna que otra iteración con un V12 bajo su capó de manera aislada.

Aston Martin Valhalla 2021-3

Aston Martin Valhalla.

La cercanía, pues, de ambos coches en cuanto a concepto podría hacer que uno de los dos desapareciera del porfolio de productos de Aston Martin, ya que se trata de dos deportivos de tipo GT que con el salto a un tren de propulsión eléctrico perderían su principal elemento diferenciador. No obstante, y tal y como apuntan desde Automotive News, la mayor libertad para distribuir motores eléctricos y baterías podrá desdibujar las posibles similitudes.

El Vanquish sí que está destinado a proseguir con su andadura comercial, pues está confirmada una nueva generación, por lo que el deportivo halo que se sitúe por encima del DBS probablemente sea este. La próxima generación del Vanquish sufrirá un cambio de filosofía hacia un esquema de motor central turboalimentado, está por ver si con la electrificación bajo el punto de mira, de la misma manera que hemos visto con el Valhalla. 

Aun con parte de su estrategia relativa a producto confirmada, Aston Martin aún tiene que aclarar de manera más precisa qué modelos de su actual gama y de todos los confirmados anteriormente tendrán finalmente cabida en sus planes. Y es que con la entrada en juego de Tobias Moers, muchos de los planes del anterior CEO de la marca, Andy Palmer, han quedado en entredicho y existe actualmente cierta confusión en lo que confiere al futuro de la firma.

Así pues, tan sólo está asegurado que en los próximos compases será presentada la versión híbrida enchufable del Aston Martin DBX, el SUV de lujo de la marca, mientras que para 2023 comenzará la andadura comercial del recién presentada Valhalla. Más tarde un SUV eléctrico también está planteado, pues se trata de un tipo de coche "determinante", según ha comentado la propia marca. Entre medias de estos acontecimientos también deberían ser presentadas las versiones híbridas enchufables de los Vantage y DB11.

Conversaciones: