Híbridos y Eléctricos

BATERÍA DE 95 KWH Y CARGA RÁPIDA

Audi e-tron quattro: revelados los detalles de la batería y sus opciones de carga

Audi detalla las opciones de carga que ofrecerá para el e-tron, un SUV que se convertirá en el primer vehículo 100% eléctrico de la marca y que tendrá una autonomía superior a 400 kilómetros.

El Audi e-tron Prototype en Berlín.
El Audi e-tron Prototype en Berlín.

El Audi e-tron quattro será el primer vehículo 100% eléctrico de Audi. Desde hace años, la firma de los cuatro aros ha ido adelantando detalles del SUV a medida que iba pasando el proceso de desarrollo. Ahora, cuando quedan unos meses para su lanzamiento, aunque no hay fecha concreta, la marca alemana acaba de revelar sus opciones de carga y algunos datos interesantes sobre su batería.

Audi se enfrentará con el e-tron quattro a los dos grandes retos que deben afrontar todas las marcas cuando se disponen a dar el salto al segmento eléctrico: la autonomía y la velocidad de carga. En este sentido, Audi lo tiene todo pensado y, además de ofrecer soluciones para todos los gustos, el e-tron será capaz de recorrer más de 400 kilómetros con una sola carga –según el ciclo WLTP– gracias al paquete de baterías de ion litio, que contará oficialmente con 95 kWh de capacidad. Además, mediante un sistema de gestión de la temperatura de la batería, la marca asegura que la vida útil de sus baterías se alargará mucho y su capacidad no se verá mermada con el tiempo.

Opciones de carga

La firma de Ingolstadt ofrecerá varias formas de recargar el e-tron, y sus futuros eléctricos, tanto en casa, con diferentes opciones para satisfacer las necesidades de cada tipo de cliente, como durante el viaje y en el destino.

Audi e-tron prototype: Charging

En casa, si el comprador del vehículo quiere, Audi podrá mandar a un electricista que evalúe las posibles opciones de carga en base a la infraestructura eléctrica de su domicilio. De este modo, el sistema de recarga estándar se podrá utilizar con una potencia de hasta 2,3 kW, cuando se conecte a una toma doméstica de 230 voltios, y de hasta 11 kW con una toma trifásica de 400 voltios, que permitirá la recarga completa del coche en solo ocho horas y media.

Audi también añadirá funciones de carga inteligentes. El e-tron podrá recargarse con la máxima potencia de salida permitida por la instalación de la casa y el cargador del coche. Para evitar una sobrecarga del sistema, sin embargo, tendrá en cuenta la demanda de energía eléctrica de los demás electrodomésticos de la casa. Por si fuera poco, los usuarios podrán elegir a qué horas cargar, para evitar las horas donde la luz es más cara, y, en caso de disponer de sistema fotovoltaico, el usuario también podrá utilizar la energía generada por las placas solares. A partir de 2019, Audi ofrecerá como extra el sistema Connect, que permitirá una potencia de hasta 22 kW si se dispone de un Sistema de Gestión de Energía (HEMS). Con el Connect, el e-tron estará al 100% en solo cuatro horas y media.

Carga en ruta e Ionity

En ruta, el SUV eléctrico podrá recargarse en cualquiera de las más de 65.000 estaciones de recarga pública disponibles en Europa, tanto en los de Corriente Continua (DC) como los de Corriente Alterna (AC). Además, esta previsto que el número de estaciones suba considerablemente durante los próximos años. Audi ofrecerá una tarjeta que dará acceso al 80% de las estaciones de carga con un servicio propio, sean de corriente alterna con potencias de hasta 22 kW, o estaciones de carga rápida. Para adquirir la tarjeta, los usuarios deberán registrarse en el portal myAudi. La facturación será automática y no se requerirá el pago de forma física. En 2019 llegará, para simplificar todo el proceso, el sistema Plug & Charge, que autorizará todo el proceso de pago de forma automática solo con enchufar el vehículo.

The Audi e-tron Prototype in Berlin

La red Ionity será otro de los argumentos para hacerse con un vehículo eléctrico los próximos años. Esta red, creada en conjunto por el Grupo Volkswagen, el Grupo BMW, Ford y Daimler AG, pretende instalar hasta 400 puntos de carga por toda Europa, 200 en 2018, y permitirá la carga de vehículos con una potencia de hasta 150 kW. En el caso del e-tron, un punto de la red Ionity permitirá la carga completa en apenas 30 minutos. Esta red, que utilizará el sistema estándar europeo de Recarga Combinado (CCS) también podrá ofrecer una potencia de hasta 350 kW cuando los coches puedan admitir ese nivel de potencia. La semana pasada, Ionity abrió su primera estación de carga cerca de Brohtal, en Alemania.

Una vez en el destino, el e-tron podrá utilizar cualquier punto de carga dispuesto en aparcamientos de centros comerciales, hoteles o restaurantes. Además, también podrá cargarse en los puntos de carga públicos de los pueblos y ciudades. 

Conversaciones: