Híbridos y Eléctricos

CARGA DE COCHES ELÉCTRICOS

Audi facilitará la carga de sus eléctricos con el nuevo e-tron Charging Service

Audi presenta un servicio para facilitar la carga de sus coches eléctricos simplificando el proceso de elección del proveedor y el de pago con una sola tarjeta y una aplicación móvil.

El servicio permitirá simplificar el proceso de carga en 72.000 cargadores repartidos por Europa.
El servicio permitirá simplificar el proceso de carga en 72.000 cargadores repartidos por Europa.

La próxima semana, en San Francisco, Audi presenta uno de los modelos más importantes de los últimos años, el coche que da la bienvenida a la movilidad eléctrica a la marca, el SUV e-tron. Antes de la presentación oficial del vehículo, del cual los de Ingolstadt han ido desvelando detalles e imágenes del modelo con camuflaje durante la larga espera desde que se anunció su existencia, la firma alemana ha querido desvelar otra sorpresa para los interesados en pasarse a los eléctricos, el 'e-tron Charging Service'.

Este servicio es la solución de Audi para agrupar el máximo de puntos de carga disponibles en el mercado europeo. De este modo, según la marca, el propietario de un e-tron, o de cualquier eléctrico posterior de la firma de los cuatro aros, podrá acceder a 72.000 puntos de carga gestionados por 220 proveedores distintos con solo una tarjeta, representando un 80% del volumen de puntos de carga públicos de Europa. En total, Audi confirma que estos 72.000 puntos de carga se reparten entre 16 países del continente, aunque aseguran que muy pronto anunciarán ocho mercados más en Europa del Este. Del mismo modo, la empresa confirma que seguirán trabajando para ir expandiendo este servicio, "pensado para la comodidad del cliente", de forma regular y continuada.

The Audi e-tron prototype offers a preview of the first purely electrically powered model from the brand. The SUV combines a roomy interior with a range capable of covering long distances.

Una simplificación del proceso de pago

La clave está en ahorrar la búsqueda de un proveedor concreto y de, además, simplificar el proceso de pago al máximo. En el momento de la compra del coche, el usuario de un e-tron recibirá la citada tarjeta y deberá registrarse con sus datos bancarios en la aplicación myAudi. A partir de entonces, en cualquier punto de carga compatible con el coche, la tarjeta gestionará todo el proceso de pago acumulando todos los gastos y pasando una factura mensual. En la app, el usuario podrá ver y gestionar sus gastos y el historial de carga del vehículo en cualquier momento. Del mismo modo, en muchas estaciones de carga ya hay un código QR que puede ser escaneado por la misma app y completar el proceso incluso sin la tarjeta. Durante el proceso de carga, la aplicación permitirá ver el tiempo estimado para llegar al 100% y demás información útil para el usuario.

Audi ha afirmado, además, que a partir de 2019 no hará falta ninguna de las dos cosas, ya que el mismo punto de carga podrá reconocer el vehículo, como pasa en Tesla con sus supercargadores, y procesar la información automáticamente.

Este servicio llega antes de la presentación y lanzamiento del primer coche eléctrico de la marca, el citado e-tron. Sin embargo, el aterrizaje del SUV marcará el inicio de una ofensiva en el segmento eléctrico que seguirá con la llegada del e-tron Sportback en 2019 y del e-tron GT, desarrollado por Audi Sport, a partir de 2020.

De momento, el 'e-tron Charging Service' se ha anunciado solo para el mercado europeo, aunque no sería extraño que se ampliara en el futuro al resto de grandes mercados del coche eléctrico, como el americano o el chino.

Conversaciones: