Híbridos y Eléctricos

EMPEZANDO POR PEKÍN

BAIC Motor eliminará los motores de gasolina a partir de 2020

La multinacional BAIC tiene como objetivo dejar de vender coches propulsados por gasolina en China a partir de 2025.

BAIC Motor eliminará los motores de gasolina a partir de 2020
BAIC Motor eliminará los motores de gasolina a partir de 2020

La multinacional BAIC, propiedad del Estado Chino, tiene como objetivo dejar de vender coches propulsados por gasolina en el país asiático en 2025, tal y como señaló su presidente Xu Heyi en declaraciones al diario China Daily. El primer paso será poner fin a la comercialización de motores de combustión en la capital, Pekín, en 2020 La intención del gobierno es que los llamados “vehículos de nueva energía” (NEV), que comprenden coches híbridos enchufables y completamente eléctricos, representen al menos una quinta parte de las ventas de automóviles en el mercado automotriz más grande del mundo.

“Nuestro objetivo es dejar de vender vehículos convencionales de combustible en Pekín en 2020 y frenar su producción y comercialización en todo el país con vistas a 2025”, declaró Xu Hey. Xu reveló los planes de BAIC durante la inauguración en Pekín de un nuevo centro de tecnología e innovación de vehículos eléctricos, y en un momento en que los sistemas de propulsión alternativos están adquiriendo mayor protagonismo de cara a reducir la contaminación en las ciudades.

BAIC, además de distribuir los vehículos bajo su propia marca, también forma parte de empresas conjuntas con Daimler AG y Hyundai Motor. La compañía comenzó a producir vehículos de batería en 2009 y se ha convertido en el mayor fabricante de vehículos eléctricos en China, entregando en los primeros diez meses de este año 66.714 unidades en el país y superando las 146.000 ventas hasta octubre de 2017.

BAIC es el segundo fabricante de automóviles chino en establecer una fecha límite para eliminar gradualmente la producción de vehículos convencionales de gasolina, después del anuncio de Chongqing Changan el pasado mes de octubre en el que declaraba que dejarán de vender vehículos impulsados únicamente con combustibles fósiles en 2025. En ese momento la compañía estatal se comprometió a invertir más de 100.000 millones de yuanes (15.200 millones de dólares) con el propósito de dar un nuevo paso en su carrera hacia la electrificación.

Conversaciones: