Híbridos y Eléctricos

AUTÓNOMO Y ELÉCTRICO

Baidu dice que "los coches del futuro serán robocars" y por ello mismo han presentado el suyo

Baidu ha presentado el Robocar. Un coche autónomo que refleja las ambiciosas intenciones de la compañía en el competido sector de los transportes y la tecnología de conduccióna autónoma.

Baidu presenta su robo coche eléctrico.
Baidu presenta su robo coche eléctrico.

Con unas sinergias cada vez más evidentes, las empresas con más peso dentro de los sectores de las comunicaciones y la automoción empiezan a dar forma a los primeros proyectos dentro de un sector al que de momento, aunque sean ajenos, tienen mucho al que aportar. El último de todos ellos es Baidu, conocido a este lado del mundo como "el Google chino", quienes han presentado un coche eléctrico que han denominado Robocar.

Se trata de un espectacular prototipo que difícilmente se puede catalogar como un coche, pues por imagen está más cerca de tratarse de una cápsula autónoma que de lo primero. Se ha presentado como un vehículo conceptual, y no se parece a nada que haya pisado antes las calles.

Su estética viene marcada por una cuadriculada carrocería de la que emergen unas puertas de estilo ala de gaviota, y que dan acceso a un interior que prescinde de los elementos de controles tradicionales como el volante o los pedales, ya que según ha dado a conocer Baidu, es capaz de conducir de manera totalmente autónoma. Si bien es cierto que este tipo de coches eléctricos en el futuro estarán concebido para transportar varias personas de un lado a otro de manera autónoma, de momento el modelo conceptual que han presentado al público tan sólo goza de dos asientos.

Habitáculo del Robocar de Baidu.

Habitáculo del Robocar de Baido, sin volante ni pedales, más parecido a un salón que al interior de un coche.

El habitáculo más que el interior de un coche parece corresponderse con una futurista sala de estar en la que toma el total protagonismo una pantalla horizontal de grandes dimensiones ubicada bajo el umbral del salpicadero. Entre ambos asiento toma sitio la consola central con los distintos mandos para controlar los distintos sistemas del Robocar. Tal y como si de un teléfono inteligente se tratara, también cuenta con reconocimiento de voz y facial, y podrá analizar el entorno interno y externo y hacer sugerencias predictivas para atender las necesidades de sus pasajeros.

Si bien Baidu no ha declarado específicamente que tenga alguna intención de llevar un modelo inspirado en el Robocar a producción, lo que sí es cierto es que este particular modelo refleja de maner clara las ambiciones de la compañía dentro del sentor de los transportes. De hecho Baidu ya ha efectuado prueba con taxis autónomos en varias ciudades de China, incluyendo alguna gran urbe como Guangzhou y Beijing.

En unas declaraciones efectuadas al medio CNBC, el vicepresidente de la división de conducción autónoma de Baidu, Wei Dong, dijo que la compañía de tecnología quiere que su servicio de robotaxi alcance una disponibilidad comercial pública total en ciudades seleccionadas dentro de dos años, una meta tan ambiciosa como optimista. No se ha pronunciado la empresa sobre el nivel de conducción autóma del Robocar, aunque habiendo alegado que tiene la misma capacidad de conducción que un ser humano, sería una decepción que no se tratara de un Nivel 5, el máximo.

Cometaba el alto cargo de Baidu: "Creemos que los coches del futuro serán robocars. Conducirán de forma autónoma, actuarán como asistentes inteligentes y como compañeros leales, y serán autodidactas".

Conversaciones: