Híbridos y Eléctricos

QUINTUPLICA SU PARQUE DE MOTOS ELÉCTRICAS

Barcelona se convierte en la ciudad europea con más motos eléctricas

la empresa Cooltra pone en marcha la iniciativa eCooltra, un sistema de alquiler de escúteres eléctricas que pone al alcance de los barceloneses mil de estos vehículos.

La apuesta de Barcelona por el vehículo eléctrico da un paso más. La ciudad volverá a ser pionera en este campo, ya que se convertirá en la ciudad europea con más motos eléctricas.

Eso será posible gracias a la iniciativa eCooltra, de la empresa barcelonesa Cooltra, que pone en circulación por las calles de la ciudad mil escúteres eléctricas de alquiler, desde ahora y a lo largo de cuatro años.

De esta manera la capital catalana quintuplicará su parque de motocicletas eléctricas y duplicará el de vehículos eléctricos en general.

Además, eCooltra sintoniza con la cultura de la moto barcelonesa. "Se da un paso para adaptar una realidad social y una necesidad social a una tecnología moderna", ha afirmado Sònia Recasens, teniente de alcalde de Empresa, Economía y Ocupación, que también ha reconocido que el proyecto "va muy bien con los valores de innovación que Barcelona quiere impulsar".


UN MODELO DE MOVILIDAD SOSTENIBLE
Por otra parte, otro de los pilares de la iniciativa es el hecho de que apuesta por una movilidad sostenible. "Somos supercreyentes en la movilidad eléctrica, por sus grandes beneficios con respecto al ahorro de energía y la mejora del medio ambiente", ha afirmado Timo Buetefisch, director general de Cooltra.

Se calcula que estos mil escúteres eléctricos generarán en la ciudad un ahorro económico y energético de unos 720.000 litros de gasolina, y se ahorrará la emisión de más de 340 toneladas de CO2.


LA MOVILIDAD ELÉCTRICA, AL ALCANCE DE TODOS
Por un precio de 149 euros al mes cualquier barcelonés se podrá mover con las motos eléctricas de eCooltra. Son un modelo de alta gama de la marca alemana Govecs valorado en 7.000 euros.

Las motos eléctricas de eCooltra llegan hasta los 84 kilómetros por hora, tienen una autonomía de 80 kilómetros y se podrán recargar en cualquiera de los 250 puntos de recarga eléctrica que hay en la ciudad.

El coste del alquiler también incluye el seguro, el mantenimiento, la asistencia en ruta, el impuesto de circulación e, incluso, un casco y un cofre detrás.

Conversaciones: