Híbridos y Eléctricos

CON SU SOCIO SK INNOVATION

Blue Oval City: las nuevas mega fábricas de Ford para la producción de coches eléctricos

Ford quiere llevar el coche eléctrico a un nuevo nivel. De la mano de su socio SK Innovation, levantarán tres fábricas por un coste total de inversión de 11.400 millones de dólares.

ford-blue-oval-city_portada
Blue Oval City: la nueva mega fábrica de Ford para la producción de coches eléctricos

Los retos de la electrificación del parque automovilístico implican una fuerte inversión por parte de los fabricantes. Todas las marcas están actualizando sus plantas y sus líneas de montaje para adaptarse al coche eléctrico. Ford acaba de anunciar la construcción de un enorme complejo de producción, el más grande, avanzado y caro en sus 118 años de historia. Su nombre: Blue Oval City.

Si sigues la actualidad del mundo del motor, sabrás que estas noticias son el pan nuestro de cada día. Regularmente las marcas lanzan sus informes de actualización, sus hojas de ruta o sus planes de producción, pero pocas, por no decir ninguna, lo ha hecho a la escala de lo que Ford plantea con el levantamiento de su nuevo mega campus en el estado de Tennessee y su planta de baterías gemelas en Kentucky.

blue-oval-city_01

Ford quiere llevar los coches eléctricos a una escala completamente diferente. En la actualidad, muchos coches de batería nacen de líneas de montaje clásicas donde el margen de actualización es cada vez menor. Para crear una fábrica nueva y adaptada a las necesidades del coche eléctrico se requiere mucha inversión. 11.400 millones de dólares es lo que la marca americana espera gastarse, la mayor inversión en la historia de los Estados Unidos en el sector de la movilidad eléctrica, inversión compartida con su socio SK Innovation.

El mega campus de Stanton, Tennessee, costará un total de 5.600 millones de dólares y ocupará una superficie total de casi seis millas cuadradas, unos 15 kilómetros cuadrados. Una fábrica creada desde cero con unas instalaciones de vanguardia que completará un ecosistema integrado. De ahí saldrán los próximos modelos de la Serie F completamente eléctricos, donde ya está presente el revolucionario Ford F-150 Lightning.

Por otra parte, en Glendale, Kentucky, se planea construir un complejo de fabricación de baterías dedicado por SK Innovation. El BlueOvalSK Battery Park supondrá un coste de 5.800 millones de dólares. Se levantarán dos plantas gemelas con una capacidad de producción de 43 GWh cada una, es decir: 86 GWh en total. Esas baterías serán las encargadas de alimentar no sólo a los modelos de la F-Serie de Tennessee, también a todos los coches eléctricos que Ford y Lincoln saquen al mercado los próximos años.

blue-oval-city_02

En otro término de datos, la estrategia de Ford y SK Innovation supondrá la creación de 11.000 puestos de trabajo en los próximos años, 5.000 en las instalaciones de Kentucky y 6.000 en la planta de Stanton. Las obras empezarán el año que viene y se espera que concluyan en el año 2025. Todo ello para llevar a una nueva escala la movilidad eléctrica. Gracias a ello se espera que el precio de los coches eléctricos baje al mismo ritmo que crece la producción.

«Este es un momento transformador en el que Ford liderará la transición de Estados Unidos a los vehículos eléctricos y marcará el comienzo de una nueva era de fabricación limpia y neutra en carbono», ha comentado el presidente ejecutivo de Ford, Bill Ford. «Con esta inversión y un espíritu de innovación, podemos lograr objetivos que antes se consideraban mutuamente excluyentes: proteger nuestro planeta, construir grandes vehículos eléctricos que los estadounidenses adorarán y contribuirán a la prosperidad de nuestra nación». 

Conversaciones: