Híbridos y Eléctricos

A NIVEL MUNDIAL

BMW apunta a vender 500.000 vehículos electrificados para finales de 2019

La firma alemana BMW se marca el objetivo de alcanzar el medio millón de unidades electrificadas vendidas a nivel mundial para finales de 2019.

BMW apunta a vender 500.000 vehículos electrificados para finales de 2019
BMW apunta a vender 500.000 vehículos electrificados para finales de 2019

El fabricante automovilístico BMW quiere seguir con su progresión en la venta de vehículos electrificados, después de alcanzar las 100.000 unidades marcadas a principio de año. El siguiente objetivo de la firma alemana es lograr comercializar medio millón de automóviles electrificados para finales de 2019, según ha comentado Harald Krueger, CEO de la compañía.

El propio director ejecutivo de BMW ha pronosticado que solo en 2018 las entregas de coches eléctricos e híbridos aumentarán en un “porcentaje medio de dos dígitos”. El propósito es crecer un 50% respecto a 2017, lo que se traduce en unos niveles de comercialización de 150.000 unidades. Esto supondría el 6% del total de las ventas del fabricante alemán.

En temas de electrificación y movilidad eléctrica, BMW se está mostrando muy activo. De hecho, solo tenemos que recordar sus planes de futuro, cuando anunciaron la llegada de 12 modelos completamente eléctricos para 2025. A esto, habría que sumarle una gama “i” completamente electrificada.

Lo cierto es que, hasta la fecha, la firma alemana está cosechando buenos resultados, tanto en el mercado español, como en el europeo, con su eléctrico i3 como punta de lanza. En este mismo mes de diciembre se han conocido los precios de las diferentes versiones del nuevo BMW i3, que parte de 38.200 euros.

Pero no todo se centra en la producción de coches, sino que se requiere de una buena infraestructura para estimular la compra de estos vehículos respetuosos con el medio ambiente. Por esto mismo, BMW lidera el proyecto FastCharge que permitirá triplicar la velocidad de recarga que tenemos en la actualidad.

A pesar de estos buenos números, la empresa bávara seguirá fabricando y comercializando automóviles con motores de combustión interna para ayudar a financiar el cambio progresivo hacia los coches eléctricos e híbridos. En relación a este proceso, Christian Schmidt, ministro de Transportes, ha asegurado que no hay ninguna razón para cambiar las normas y ha rechazado la idea de eliminar el diésel, ya que considera este combustible necesario para la transición hacia los vehículos más ecológicos.

Conversaciones: