Híbridos y Eléctricos

EN TIERRAS ESCANDINAVAS

BMW pone a prueba las baterías y la suspensión del BMW iX 2022 en condiciones de frío extremo

BMW se ha llevado al BMW iX hasta el punto más septentrional de Europa, en Noruega, para someterlo a condiciones de frío extremo. No sólo para poner a prueba sus baterías, también la suspensión y los motores eléctricos en condiciones de muy baja adherencia.

bmw-ix-2021-pruebas-invierno_portada
BMW iX durante las pruebas de invierno

Cuando llegue al mercado a finales del año que viene, el BMW iX tendrá que competir con una serie de rivales que no se lo pondrán nada fácil. Hablamos de los Audi e-tron, Ford Mustang Mach-E, Jaguar I-Pace o Mercedes EQC, además del Tesla Model Y, que por entonces ya habrá iniciado su andadura comercial por Europa. Antes de llegar a los concesionarios, todavía queda un tiempo que BMW está aprovechando para hacer las últimas pruebas del iX con frío extremo, unas condiciones donde las baterías y el sistema eléctrico sufren especialmente.

Hace un mes conocíamos el aspecto final del BMW iX durante en el evento 'NextGen 2020' que la firma bávara preparó en Múnich. Sin embargo, este SUV eléctrico no llegará al mercado hasta finales del año que viene (quizá, incluso, principios de 2022) y BMW sigue inmersa en las pruebas finales de su desarrollo, y eso incluye testar el sistema eléctrico y las baterías en condiciones de frío extremo.

Como probablemente ya sepas, el frío y los coches eléctricos no se llevan demasiado bien. El sistema eléctrico de alta tensión, y especialmente la batería, sufre con las bajas temperaturas, provocando una merma de las prestaciones: el consumo se dispara, la autonomía cae notablemente y se tarda más en recargar. Por si fuera poco, el frío también hace que las baterías se degraden más rápidamente. Por eso es fundamental poner a prueba estos componentes durante la fase de desarrollo del vehículo, así como los sistemas de acondicionamiento (aquellos que calientan la batería en estos casos), de manera que su diseño y construcción soporten el frío de la mejor manera posible durante la vida del vehículo.

bmw-ix-2021-pruebas-invierno-04

El BMW iX durante sus pruebas cerca del Círculo Polar ártico.

En el caso del BMW iX, la marca se ha ido al extremo más septentrional de Europa para someter al coche a unas temperaturas gélidas. Los prototipos del iX se han puesto a prueba, entre otras localizaciones, en las carreteras de Cabo Norte (Noruega) y en Laponia (Finlandia), cerca del círculo polar ártico y a más de 3300 kilómetros de Múnich, la ciudad donde BMW tiene su sede.

Durante las pruebas, las baterías de alto voltaje, el sistema de carga y la gestión térmica (que debe garantizar constantemente una temperatura de funcionamiento óptima para el sistema eléctrico y las baterías de alto voltaje) se someten a temperaturas exteriores extremadamente bajas. En un tiempo relativamente corto, estas pruebas exigen a los prototipos lo que los futuros modelos de producción tendrán que soportar durante todo su ciclo de vida.

Pero no sólo se testan las baterías: también los motores eléctricos, el sistema de tracción integral xDrive y la suspensión. Los ingenieros aprovechan para probar la suspensión en superficies con muy baja adherencia como las carreteras heladas de Escandinavia, donde también se prueban sistemas como el control vectorial de par en cada rueda y la entrega de potencia de los motores.

bmw-ix-2021-pruebas-invierno-02

BMW iX en Cabo Norte, Noruega, el punto más septentrional de Europa.

Aunque el próximo SUV eléctrico de BMW en llegar al mercado será el próximo iX3, el iX será el primero diseñado desde el inicio como un coche eléctrico. Emplea una plataforma modular de nuevo desarrollo que emplea, entre otros materiales, aluminio y CFRP (polímeros reforzados con fibra de carbono) para conseguir la mejor relación entre peso y prestaciones.

El propulsor del BMW iX se deja a cargo de dos motores eléctricos que juntos entregan 503 CV de potencia. Su batería tiene una capacidad «superior» a 100 kWh y el objetivo de BMW, dice la marca, es lograr un consumo de energía combinado inferior a 21 kWh/100 kilómetros en el ciclo de prueba WLTP, consiguiendo una autonomía de 600 kilómetros bajo el mismo ciclo de homologación. La producción del BMW iX, que se llevará a cabo en Dingolfing (Alemania), está prevista que dé comienzo en la segunda mitad de 2021.

Conversaciones: