Híbridos y Eléctricos

NUEVA GENERACIÓN DE ELÉCTRICOS

BMW ofrece nuevos datos sobre sus futuros coches eléctricos “Neue Klasse”

Oliver Zipse se ha pronunciado a través de una reciente entrevista sobre los futuros modelos eléctricos de BMW, donde se primarán los materiales reutilizables, nuevas baterías con mejores especificaciones y la conducción autónoma de hasta Nivel 4.

bmw-neue-klasse_portada
BMW ofrece nuevos datos sobre sus futuros coches eléctricos “Neue Klasse”

Tanto en BMW como en la práctica totalidad de marcas actuales, el futuro debe entenderse a través de la electrificación. Pero, ¿cómo serán estos futuros coches eléctricos de BMW? Desde la propia marca los han ubicado dentro de la categoría “Neue Klasse” (“nueva clase” en alemán), una designación que no se utilizaba desde hace varias décadas, cuando se lanzaron una serie de modelos entre los años 1962 y 1977 que sirvieron para subsanar daños económicos y salvar a la compañía de la bancarrota. Ahora la firma de Múnich vuelve a utilizar ese apelativo pero, en esta ocasión, para referirse a los modelos de próxima generación dotados de electrificación.

En una reciente entrevista por parte de Car Magazine al director ejecutivo de BMW, Oliver Zipse, se pudo arrojar algo más de luz sobre el futuro más inmediato que tomará BMW para afrontar la electrificación de su gama. Por el momento, se sabe que los primeros modelos Neue Klass los conoceremos a partir del año 2025 y vendrán firmados por la alternativa eléctrica al BMW Serie 3 y al X3 (próxima generación del iX3). Estos estarán construidos sobre una nueva arquitectura de chasis modular especialmente diseñado para soportar una mecánica electrificada. 

Durante dicha entrevista, el señor Zipse, puso especial hincapié en su futura plataforma y en cómo podrían distribuir los diferentes elementos mecánicos sobre ella. Esta empleará materiales reciclados y/o sostenibles en la medida de lo posible, para que, una vez el vehículo llegue al final de su vida útil, reutilizar todos los materiales que sean posibles, y entre ellos, la propia plataforma. Pero aunque esto suene muy bien, ciertamente también existe un interés económico ya que los materiales se han ido encareciendo y realizar un reciclaje de estos significará un ahorro de costes.

A pesar de que esta nueva plataforma modular se centra en ser el esqueleto de los vehículos eléctricos puros de próxima generación, entre tanta electricidad aún queda un pequeño hueco para los motores de combustión, pues, aunque el protagonismo cae en las propias baterías, estas brindarán la posibilidad de continuar manteniendo mecánicas clásicas de la mano de la electrificación, es decir, híbridos enchufables (PHEV). 

bmw-i4_09

BMW i4 eléctrico.

Pero no sólo se enfocó en la plataforma que portarían sus eléctricos (aunque esta fuese el tema central), sino que también hubo tiempo para pronunciarse sobre la próxima generación de baterías. Actualmente los BMW electrificados montan baterías de quinta generación. Para los próximos 'Neue Klass' se comenzará a montar las baterías de sexta generación, las cuales tendrán una mayor densidad energética, así como una mejor capacidad de carga rápida y unos compuestos más sencillos que los actuales, lo cual desembocará directamente en una mayor ligereza de fabricación. Por otra parte, las baterías de estado sólido no se espera que lleguen durante la primera oleada de estos Neue Klass, sino que tendremos que esperar aún más tiempo. 

A pesar de esto, las nuevas plataformas modulares en las que se construirán los próximos 'Neue Klass' están siendo diseñadas con una vida práctica de entre 15 y 20 años, por lo que, aunque las baterías de estado sólido no se comercialicen con la primera oleada de eléctricos, sí que lo harán en algún momento dentro del margen de vida de la propia plataforma. Zipse puso el acento sobre la dificultad lógica existente entre probar estas baterías en ambientes propicios, como el propio laboratorio o en prototipos de pruebas, y la industrialización y comercialización de las mismas, algo que requiere unos niveles de seguridad en el proyecto infinitamente mayores.

Zipse también se refirió al futuro de la conducción autónoma, pues los primeros modelos eléctricos de BMW llegarán con un Nivel 2, pero durante el tiempo de vida propio de la plataforma, se irán incluyendo nuevas mejoras que podrían alcanzar el Nivel 4 en aproximadamente una década

Por último también especificó que esta década supondría la transición a lo eléctrico a través de la coexistencia de los vehículos eléctricos de batería (BEV) y los de combustión tradicional. En apenas unos años se producirá el cambio generacional del BMW Serie 3, un modelo que será lanzado conjuntamente con la versión completamente eléctrica del mismo y convivirán hasta el final de esa próxima generación. Seguidamente (dentro de dos generaciones) es más que probable que ya no volvamos ver un BMW Serie 3 con mecánicas térmicas. 

Conversaciones: