Híbridos y Eléctricos

REDUCCIÓN DE LA GAMA

Tesla retira de producción el Model 3 Long Range Rear-Wheel Drive: ¿tiene sentido?

Tesla ha dejado de fabricar el Model 3 Long Range de tracción trasera, la versión con un solo motor que más autonomía tenía de toda la gama, sin previo aviso.

Tesla retira de producción el Model 3 Long Range Rear-Wheel Drive.
Tesla retira de producción el Model 3 Long Range Rear-Wheel Drive.

Hace ahora un par de meses, anunciábamos que Tesla estaba poniendo ciertas dificultades para comprar la versión más básica del Tesla Model 3, aquella que habían anunciado a bombo y platillo por 35.000 euros. En aquella fecha supimos que había que reservarlo por teléfono o ir a comprarlo en persona, al contrario de lo que sucedía con otras versiones que se podían configurar y comprar online. Pues bien, ahora Tesla vuelve a simplificar la gama, en esta ocasión eliminando del catálogo el Tesla Model 3 Long Range Rear-Wheel Drive. Es decir, una de las versiones con tracción trasera (un solo motor) y el Model 3 con más autonomía que podías comprar.

No ha sido Tesla sino un cliente quien ha informado de esta situación, después de contactar con la marca y que esta le respondiese con un correo electrónico afirmando que, efectivamente, es imposible encargar la versión mencionada del Model 3. No está disponible, al menos temporalmente.

Lo cierto es que la cancelación de esta versión supone retirar del mercado la versión del Model 3 con más autonomía que existía, un Model 3 cuya autonomía en ciclo WLTP alcanzaba los 600 kilómetros. Una opción sensata para quien buscaba la máxima autonomía pero no quería, o no necesitaba, las prestaciones de infarto que ofrecen las versiones Dual Motor. Aún así, y aunque parezca un movimiento incoherente, esta estrategia puede tener todo el sentido para Tesla. La primera razón: simplificación de la producción. En un momento donde Tesla está aumentando el ritmo de producción hasta ritmos nunca vistos en la compañía, simplificar la gama puede ayudar a gestionar la producción de manera más eficiente. Una gama más sencilla es un modelo más barato de producir.

Por otro lado, están los márgenes de beneficio por unidad vendida. Aunque Tesla no ha ofrecido explicación de tipo alguno sobre las razones de esta decisión, otro de los motivos de esta cancelación podemos encontrarlo en el mayor margen de beneficio que puede conseguir con las versiones de doble motor o tracción integral. Tesla puede vender estas últimas notablemente más caras -y así lo hace-, por lo que además de simplificar la gama aumenta los ingresos y los beneficios.

Pese a esta cancelación, aún será posible comprar un Tesla Model 3 de esta versión -con un poco de suerte- si buscamos entre el stock nuevo de Tesla. En el momento de escribir estas líneas, en el stock disponible en España quedan todavía varias unidades del Model 3 Long Range Real-Wheel Drive, a estreno, con 600 km de autonomía, un 0-100 km/h en 5,3 segundos y un precio ligeramente inferior a 60.000 euros.

Conversaciones: