Híbridos y Eléctricos

EN LOS 512 PUNTOS DE B:SM

Cargar el coche eléctrico en Barcelona deja de ser gratis

Los puntos de recarga públicos de Barcelona dejan de ser gratuitos. A partir de hoy, los usuarios particulares y profesionales pagarán por la recarga de vehículos eléctricos en los 512 puntos de B:SM.

Punto de recarga.
Punto de recarga.

Los 512 puntos de recarga de vehículos eléctricos de Barcelona dejarán de ser gratuitos a partir de este lunes 18 de enero, con el objetivo de promover un "uso responsable y sostenible" de la energía y ampliar la infraestructura hasta los 1.000 puntos de recarga en 2024.

Según ha avanzado Betevé y han confirmado fuentes de B:SM a Europa Press, se han creado distintas tarifas según el tipo de usuario, ya sean particulares, flotas profesionales o motos, con unos precios que la empresa ha calificado de "razonables y competitivos".

Las mismas fuentes han explicado que dichos precios varían en función de si el punto de recarga se encuentra en un aparcamiento de B:SM o en la calle y, en todos los casos, será necesario hacer una recarga mínima que variará según el tipo de usuario y vehículos.

Los usuarios particulares que hagan un uso habitual de los puntos de recarga tendrán una suscripción inicial de 50 euros para coches particulares, de 100 euros para flotas de profesionales y de 25 euros para motos (a mitad de precio durante el primer año).

El coste de la energía luego se pagará en función de la tarifa escogida, e irá entre los 0,22 euros/kWh y los 0,49 euros/kwh, dependiendo de la hora a la que se haga la recarga (más barato de noche que de día) y del lugar (más barato en los aparcamientos de B:SM).

Actualmente hay más de 5.000 usuarios del servicio Endolla Barcelona que disponen de 512 puntos de recarga, 25 de ellos de carga rápida, distribuidos en aparcamientos de B:SM (367) y en la vía pública (145).

Los concesionarios catalanes ven "con indignación" el pago por recargar coches eléctricos en Barcelona

Jaume Roura

La Federació Catalana de l'Automoció (Fecavem) y el Gremi del Motor de la provincia de Barcelona ven "con sorpresa e indignación" la nueva medida de Barcelona que obliga a pagar por la recarga de los coches eléctricos.

En un comunicado, ambas entidades han lamentado que no se les "tenga en cuenta" a la hora de tomar este tipo de decisiones y han pedido que la transición se pueda hacer compatible los derechos y obligaciones de todo el mundo.

Fecavem y el Gremi del Motor han propuesto nuevas ideas al consistorio, como dar apoyo al comprador de un vehículo eléctrico e incorporar nuevos vehículos al parque de vehículos de la ciudad con el compromiso de retirar los de alta antigüedad, así como una reunión con la alcaldesa, Ada Colau, para concretar y presentar el plan.

Aun así, ambas entidades han valorado en positivo que el Ayuntamiento de Barcelona mantenga las bonificaciones en las tarifas de estacionamiento en la zona azul y en el Impuesto Especial sobre los vehículos de tracción mecánica, ya que "mantienen el interés del usuario en el uso de los vehículos más sostenibles".

También han defendido que el vehículo eléctrico es la "solución óptima para muchos usuarios", ya que está cada vez más presente en las calles, y las marcas se hacen eco y ofrecen soluciones de motorizaciones eléctricas e híbridas.

La medida, que entrará en vigor a partir de hoy y ofrecerá diferentes planes de pago, tiene el objetivo de promover un "uso responsable y sostenible" de la energía y ampliar la infraestructura hasta los 1.000 puntos de recarga en 2024.

Conversaciones: