Híbridos y Eléctricos

SUMINISTRADAS POR CATL Y EVE ENERGY

Las celdas 4680 de BMW ofrecerán un 30 % más de autonomía y velocidad de carga

BMW confirma que utilizará celdas cilíndricas de batería con formato 4680, el mismo que emplea Tesla, para sus próximos coches eléctricos Neue Klasse con las que logrará aumentar la autonomía y la velocidad de carga en un 30 %.

BMW celdas baterias 4680 tesla neue Klasse 2025-portada
BMW confirma el empleo de celdas cilíndricas en formato 4680 en la sexta generación de baterías que se implementarán en la nueva arquitectura Neue Klasse que llegará en 2025.

BMW ha confirmado la tecnología que utilizará para las baterías de los coches eléctricos de la siguiente generación. La Neue Klasse del fabricante alemán empleará celdas de batería en formato cilíndrico 4680 suministradas por CATL y EVE Energy, con las que logrará aumentar la autonomía y la velocidad de carga en un 30 % respecto a la quinta generación de baterías de litio actuales. BMW Group lanzará la Neue Klasse en 2025, cuyos primeros representantes serán una berlina eléctrica y un SUV eléctrico, ambos del segmento D que presumiblemente se denominarán BMW i3 e iX3 respectivamente.

La nueva generación de coches eléctricos de BMW promete mejoras tecnológicas en todos los aspectos. El propio Oliver Zipse, CEO de la compañía, advertía que estas novedades se irían desvelando antes de lo esperado. El uso de celdas de batería cilíndricas y en formato 4680 (46 mm de diámetro y 80 mm de altura), idénticas a las que está comenzando a utilizar Tesla, es la primera de ellas.

En agosto, una información postulaba que las nuevas celdas de BMW iban a ser suministradas por el fabricante chino EVE Energy, que también estaba interesada en trabajar con Tesla ya que el fabricante americano necesita aumentar la producción de la Gigafactoría de Texas. El fabricante de automóviles alemán no hizo comentarios, limitándose a emplazar a la prensa para septiembre, cuando aseguró que llegarían nuevas informaciones.

Y así ha sido. BMW implementará esta tecnología en su arquitectura de vehículos eléctricos Neue Klasse de próxima generación dentro de dos años. Las nuevas celdas cilíndricas 4680 (46 mm de diámetro y 80 mm de altura) reemplazarán a las celdas prismáticas actuales que son utilizadas por todos sus coches eléctricos. Según BMW, la composición del cátodo de las nuevas celdas tiene más níquel y menos cobalto y además incluye silicio en el ánodo. La conclusión clave que se desprende el empleo de estos materiales es que se mejora la densidad de energía en un 20 %.

BMW celdas baterias 4680 tesla neue Klasse 2025-interior1
BMW celdas baterias 4680 tesla neue Klasse 2025-interior1

Aunque BMW muestra un compromiso claro con las celdas cilíndricas basadas en la tecnología de los iones de litio, también ha declarado que esta sexta generación de baterías abre la puerta a la opción de emplear cátodos LFP (litio ferrofosfato) por primera vez, prescindiendo completamente del cobalto.

La nueva química y el nuevo formato unidos al empleo de una plataforma que funciona a 800 voltios, como hacen Porsche o Hyundai, reduce el coste de fabricación de las baterías en un 50 %, lo que ayudará a reducir también el precio de venta para los compradores. El fabricante ya había anunciado su intención de reducir el coste de sus baterías en un 30 % con la intención de competir en precios con Tesla.

BMW afirma que si bien las celdas tendrán un diámetro de 46 mm, estarán disponibles en dos alturas diferentes. Se espera que una de ellas sea de 80 mm, como las celdas de Tesla y por ahora no se sabe nada sobre la segunda opción.

Además, una consecuencia importante del empleo de estas nuevas tecnologías es la reducción de la huella de carbono del proceso de producción de baterías en un 60 % en comparación con las actuales. BMW afirma que esta reducción es posible gracias al uso de fuentes de energía renovable para fabricarlas, además de que un porcentaje del cobalto, el litio y el níquel de su interior provienen del reciclaje de las baterías, es decir, no se extraen del suelo. La porción restante se obtendrán de minas certificadas que brindan total transparencia sobre el proceso de producción, afirma BMW, añadiendo que su objetivo final es utilizar celdas de batería totalmente recicladas.

En esta factoría se iniciará la producción de los primeros modelos eléctricos Neue Klasse de BMW.
Los primeros representantes de la Neue Klasse de BMW serán una berlina eléctrica y un SUV eléctrico, ambos del segmento D que presumiblemente se denominarán BMW i3 e iX3 respectivamente.

El fabricante alemán también está trabajando en baterías de estado sólido que deberían aportar incrementos todavía mayores en autonomía y la velocidad de carga, aunque es una tecnología que se espera que esté lista a finales de la década. Para suministrar las nuevas celdas 4680 a sus fábricas de coches eléctricos, BMW necesita construir seis gigafactorías de batería. Por ahora ya ha otorgado contratos multimillonarios a CATL y EVE Energy para construir cuatro plantas en China y en Europa, mientras que otros socios, sobre los que no se ha revelado la identidad, construirán dos instalaciones más en la zona de libre comercio de América del Norte.

Conversaciones: