Híbridos y Eléctricos

VISIONES ENFRENTADAS

Hay pique: el CEO de Honda no ve factibles los coches de hidrógeno de Toyota

Los japoneses y su particular forma de ver el mundo. El CEO de Honda considera una fachada comercial la estrategia de Toyota con el hidrógeno.

Honda Global CEO
Hay pique: el CEO de Honda no ve factibles los coches de hidrógeno de Toyota

Mientras que los ciudadanos de a pie pensamos y debatimos sobre qué coche eléctrico es el mejor en la actualidad, las cabezas pensantes de las marcas tienen su mirada puesta en los próximos años. Aunque nadie duda de que el futuro pertenece al coche eléctrico, cada marca afronta el camino de forma diferente. Honda y Toyota no comparten la visión de futuro, tal y como ha dejado bien claro el CEO de los de Tokio: “no parece factible”. Resulta curioso que venga de parte de una compañía que sacó al mercado el primer coche de hidrógeno del mundo.

Hay que tener en cuenta que Toyota y Honda son marcas globales tremendamente grandes. Mientras que los de la Aichi se enfocan principalmente al segmento automovilístico, los de Honda ofrecen una amplia y variada oferta de productos de uso general, generadores, cortacésped, y mucho más. A pesar de ello, en el plano del motor, las dos compañías han apostado firmemente por la electricidad como método de movilidad. Toyota quiere ir un paso más allá, declarando su afinidad con el hidrógeno.

Eso no quiere decir que Honda reniegue del preciado elemento, porque no es así. El Honda Clarity FCEV fue el primer vehículo impulsado de hidrógeno fabricado por una gran compañía, mucho antes del Toyota Mirai. Sin embargo, los planes de futuro de Honda no contemplan tanta importancia en el hidrógeno, cosa que Toyota sí. He ahí la confrontación entre las marcas a la hora de apostar por una u otra tecnología. No es la primera vez que Toshihiro Mibe, CEO de Honda, deja ver sus dudas ante el hidrógeno.

toyota-mirai

El Toyota Mirai es la segunda generación del coche de hidrógeno de Toyota.

El año pasado ya dejó claras evidencias que ni Honda ni él veían factible la movilidad apoyada en el unitario elemento: “Hemos realizado investigaciones sobre todas las posibilidades que existen. En cuanto a los motores de hidrógeno, vemos algunos desafíos tecnológicos bastante difíciles. Hace ya unos diez años que decidimos que no se convertiría en la corriente habitual”. Mientras tanto, Toyota tiene planes serios en cuanto al empleo de la célula de combustible, afirmando que no costarán más que un híbrido.

Muchas veces han declarado su viabilidad, y por ese motivo están destinando fuertes inversiones para la implantación de la tecnología. Recordemos que fue Toyota la compañía que lanzó el primer híbrido al mercado cuando todo el mundo consideraba que estaban locos. El tiempo les ha dado la razón, y su Prius consiguió revolucionar la industria. ¿Quién sabe si en unos años estaremos hablando en los mismos términos? Lo que sí está claro es que las marcas confían en un horizonte multiplataforma, habiendo presentes varios sistemas de movilidad.

Es curioso, cuanto menos, que Toyota y Honda se encuentren enfrascados en esta pequeña batalla comercial, pues ambos han llegado tarde al mercado eléctrico. Hace escasas semanas que Toyota desveló su estrategia para 2035, anunciando el lanzamiento de 30 modelos eléctricos. Honda, por su parte, también apuesta por ello, aunque de una forma no tan espectacular o llamativa. Por cierto, mientras que muchas marcas europeas anuncian a bombo y platillo su transformación a los eléctricos, ni Honda ni Toyota han dado ese paso y, posiblemente, nunca lo darán.

Conversaciones: