TRES VEHÍCULOS DE GAC EN PRUEBAS

En China ya circulan los primeros taxis eléctricos y autónomos sin intervención del conductor

En China ya se están realizando los primeros trayectos en taxi eléctrico dotado de tecnología para la conducción autónoma de nivel 4, donde no es necesaria la intervención del conductor.

Taxis eléctricos y autónomos realizarán trayectos diarios entre la Universidad de Guangzhou y una estación de metro cercana. /AP
Taxis eléctricos y autónomos realizarán trayectos diarios entre la Universidad de Guangzhou y una estación de metro cercana. /AP

Los primeros taxis eléctricos y autónomos de China han salido a la carretera durante la última semana para ofrecer los primeros viajes sin intervención del conductor, lo que equivale al nivel 4 de conducción autónoma. Los clientes, que previamente reservaron el trayecto a través de internet, pagarán una bajada de bandera de un euro y medio para disfrutar de la experiencia de viajar sin que el conductor, aunque presente, intervenga en los mandos del vehículo.

Los vehículos autónomos y eléctricos están operados por el Grupo de Transporte Público de Guangzhou en colaboración con la marca GAC (Guangzhou Automobile Group) y realizarán trayectos diarios entre la Universidad de Guangzhou y una estación de metro cercana. El servicio únicamente estará disponible entre 2 y 4 de la tarde a modo de prueba, será ofrecido por tres vehículos dotados de radares y cámaras de visión en 360 grados para interpretar el entorno y contará con el soporte técnico de la empresa de conducción autónoma WeRide.ai.

Las empresas promotoras del servicio esperan que pronto se pueda expandir el área de cobertura de los viajes en taxi eléctrico sin conductor a otras áreas de la ciudad, aunque todavía se mantendrá el estatus de “servicio en pruebas”, siempre con uno o dos supervisores a bordo. En Japón, un servicio similar arrancó el pasado mes de agosto en la ciudad de Tokio a través de la colaboración entre la compañía de taxis Hinomaru Kotsu y la empresa de inteligencia artificial ZMP.

Conversaciones: