Híbridos y Eléctricos

EXPANSIÓN DE LA INFRAESTRUCTURA DE RECARGA

China instalará 100.000 cargadores públicos para coches eléctricos en una sola provincia

La provincia china de Shandong multiplicará por 13 la cantidad de puntos de recarga distribuidos por su territorio en los próximos cuatro años.

La Red Estatal tendrá 100.000 nuevos puntos de recarga en Shandong.
La Red Estatal tendrá 100.000 nuevos puntos de recarga en Shandong.

China seguirá tirando del carro en la implantación del coche eléctrico y su infraestructura en los años venideros. Buena prueba de ello son los planes del Gobierno de Shandong, la provincia china situada en el oriente del país, que pretende instalar 100.000 puntos de carga para vehículos eléctricos en su territorio antes de 2022.

Según informó la oficina local de la Red Estatal, Shandong tenía en noviembre de 2018 1.300 estaciones de carga para un total de 7.400 conexiones. La red se distribuye entre las 17 principales ciudades de la región y las autopistas que las enlazan. En estas últimas se pueden encontrar en la actualidad 132 estaciones de carga con 576 postes abiertos al público.

Aunque muchas regiones desearían contar con tal infraestructura para la recarga del coche eléctrico (en Shandong hay 140.000 vehículos enchufables o “de nueva energía” según las autoridades locales; lo que equivale a 19 vehículos por poste de carga), la realidad de esta provincia china es que multiplicará por 13 la cantidad de puntos de recarga distribuidos por su territorio.

El Gobierno Chino estima que en dos años habrá más de 5 millones de vehículos eléctricos circulando por el país. Con el fin de abastecer de electricidad a sus usuarios a través de una red de recarga acorde al tamaño del parque motor eléctrico, el Plan Quinquenal 2016-2020 contempla la instalación de una red de recarga nacional con cientos de miles de estaciones en los próximos dos años.

Las ayudas se acercan a su fin

Por otro lado, China planea finalizar el programa de ayudas a la compra de vehículos eléctricos en 2020, coincidiendo con el final del plan quinquenal. Esto no significa que el Gobierno de Xi Jinping pretenda dejar de apoyar el desarrollo de los conocidos como “vehículos de nueva energía”, sino que cambiará la forma en que lo hace una vez los vehículos eléctricos se hayan asentado en el mercado. Por el momento, la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China ha adelantado que el Gobierno Chino pretende reducir los subsidios un 30% durante 2019. Por su parte, China prevé que en 2025 el 20% del parque automovilístico nacional serán "vehículos de nueva energía", o lo que es lo mismo, eléctricos o híbridos enchufables.

Conversaciones: