Híbridos y Eléctricos

INVERSIÓN DE MIL MILLONES DE DÓLARES

Cien mil puntos de carga nuevos para 1,5 millones de coches eléctricos en California

El estado californiano se ha dado cuenta que necesita mejorar su infraestructura de puntos de recarga para vehículos eléctricos. El objetivo es construir más de 100.000 estaciones en los próximos años.

Three converted Prius Plug-In Hybrids charging at San Francisco City Hall
El coche eléctrico satura los puntos de carga en California.

California necesita urgentemente mejorar su infraestructura de cargadores eléctricos para poder hacer frente al importante aumento de vehículos eléctricos que está experimentando el estado norteamericano. Desde el pasado mes de septiembre, por las carreteras de California circulan un total de 334.393 vehículos movidos por la electricidad, y no todos ellos tienen un fácil acceso a los cargadores eléctricos.

Cinco años atrás, el gobernador Jerry Brown marcó el objetivo de que en 2025 circularan en California un total de 1,5 millones de vehículos eléctricos. El problema reside en que las infraestructuras actuales del estado están llegando a un punto de saturación. Actualmente, California cuenta con un total de 13.822 estaciones eléctricas públicas. Esto se traduce en 24 coches eléctricos por cada cargador existente.

Para 2018, el Gobierno del Estado de California estudiará tres propuestas para ampliar el número de estaciones de recarga en su territorio. Las compañías de servicios públicos candidatas son Pacific Gas & Electric, Southern California Edison y San Diego Gas & Electric. El proyecto contempla invertir mil millones de dólares en la construcción de más de 100.000 puntos de recarga. Estos se repartirán principalmente entre viviendas multifamiliares, edificios de oficinas y autopistas.

La iniciativa del Estado de California ha generado controversia entre los contribuyentes, quienes a través de la agencia defensora del consumidor se han mostrado escépticos respecto a la necesidad de invertir en una importante infraestructura de la que solamente se beneficiarán unos pocos. Elise Torres, abogada de TURN (The Utility Reform Network), ha comentado que “las empresas de servicios públicos ven esto como una nueva fuente de negocio”. Torres se cuestiona si los clientes con menos ingresos deberían pagar por servicios que, en un principio, solo utilizarán las clases sociales más bienestantes.

Pasquale Romano, director general de la compañía de infraestructura de vehículos eléctricos ChargePoint Inc., ha comentado que los consumidores no se decidirán por el coche eléctrico hasta que no dispongan de una infraestructura de puntos de recarga que les garantice viajar de Los Ángeles a San Francisco con seguridad. Paralelamente, Europa ha aprobado un proyecto que emulará al californiano mediante una autopista eléctrica que la atravesará de norte a sur.

Conversaciones: