BOSCH SE EXPANDE EN CHINA

Los coches eléctricos de NIO utilizarán tecnología de propulsión y automatización Bosch

Bosch suministrará a NIO con los componentes y tecnología necesaria para sus coches eléctricos y sus sistemas de conducción autónoma.

El SUV eléctrico de fabricación china NIO ES8.
El SUV eléctrico de fabricación china NIO ES8.

El grupo Robert Bosch y el fabricante chino de vehículos eléctricos NIO han firmado un acuerdo estratégico de colaboración en torno a la conducción automatizada, a los sensores de los vehículos, a los controles de los motores eléctricos y a la aplicación de la inteligencia artificial en el transporte.

NIO ya ha iniciado las entregas del ES8 en China, donde las primeras unidades del SUV eléctrico están en manos de sus propietarios desde el mes de junio. Este vehículo, el primero de la marca, ya contiene diferentes componentes clave suministrados por Bosch, como son las asistencias al conductor, las unidades de control, los sensores y un sistema de mejora para el freno electromecánico llamado iBooster. Todas estas partes seguirán evolucionando con la finalidad de que NIO pueda incluirlos en futuros modelos.

Bosch tiene en la actualidad más de 60.000 empleados repartidos en 60 localizaciones por toda la China, donde durante el pasado ejercicio consiguió ventas por valor de 14.900 millones de euros. En total, Bosch ya ha invertido más de 4.800 millones de euros en expandir su red de centros en China, gastando durante el pasado año 840 millones con este mismo fin.

En Wuxi, una ciudad de la provincia de Jiangsu situada muy cerca de Shanghái, Bosch ha iniciado la construcción del que será el centro de desarrollo de soluciones para la nueva movilidad. Estas instalaciones se convertirán en el principal centro productivo de baterías de 48 voltios para la automoción, aquellas que se utilizan para la hibridación ligera de vehículos con motores térmicos. También este año se completará la construcción de la segunda fase de la fábrica de componentes electrónicos en Wujin, provincia de Changzhou. Para terminar, también entra en los planes de expansión de Bosch en China la apertura de un nuevo centro de desarrollo de inteligencia artificial este mismo 2018.

 

Conversaciones: