Híbridos y Eléctricos

E-UP!, E-GOLF Y GOLF GTE A PRUEBA EN BARCELONA

Los coches eléctricos de Volkswagen en EXPOelèctric

En Barcelona y en el marco de la cuarta edición del EXPOelèctric Formula-E, hemos podido probar y conocer de primera mano la gama de automóviles eléctricos de Volkswagen: e-Golf, Golf GTE y e-Up!.

Si el año pasado, en la tercera edición del certamen, pudimos probar y conocer de primera mano las características técnicas, comportamiento, filosofía y estilo del primer coche eléctrico de la marca, el e-Up!, un año después Volkswagen llega a Barcelona con dos modelos electrificados más, el e-Golf y el Golf GTE.

En el coloquio organizado para el evento EXPOelèctric Formula-E, la Product Manager de Volkswagen, Laura Gómez, nos ha descubierto los propósitos y objetivos de la marca. Unos objetivos que pasan por invertir 56.000 millones de euros para que sus vehículos y sus fábricas sean más eficientes. Además ha indicado que el próximo año las emisiones medias de CO2 de la gama de automóviles Volkswagen se situará por debajo de los 120 g/km y que el compromiso de la compañia es reducir las emisiones a 95 g/km de aquí al año 2020. Un esfuerzo tecnológico que supondrá un coste de cien millones de euros para la reducción de cada gramo de CO2.  

 

Laura Gómez, se ha mostrado orgullosa de los modelos eléctricos de la marca, afirmando que son automóviles que combinan emoción, calidad y eficiencia, además de ser por encima de todo Volkswagen. Por último ha asegurado que el fabricante alemán seguirá ampliando la gama de vehículos sostenibles, refiriéndose a la berlina híbrida enchufable presentada estos días en el Salón del Automóvil de París y que llegará al mercado en 2015.

 

El futuro del automóvil es eléctrico y la única duda es cuándo se generalizará el uso de este tipo de coches. En este sentido Volkswagen se afianza en su camino hacia el liderazgo de la movilidad eléctrica en 2018, electrificando todas las categorías de vehículos. La llegada a España del e-Up! y e-Golf seguido del Golf GTE, marca un punto de inflexión.


e-Up! y e-Golf
El e-up!, el modelo pionero dentro de la apuesta de Volkswagen por la propulsión eléctrica, presume de un consumo de solo 11,7 kWh/100 km, convirtiéndose en el vehículo eléctrico más eficiente del mercado. En el e-up! la fuerza motriz se transmite al eje delantero a través de una sola marcha. Con una potencia de 60 kW/82 CV y una velocidad máxima de 130 km/h, ofrece una autonomía de 160 km, que puede variar según el estilo de conducción ("Eco" y "Eco+"), la carga que se transporte y la estación del año. El e-up! pesa 1.139 kg, de los que 230 corresponden a la batería de iones de litio. El hecho de que esta batería esté dispuesta de forma plana en los bajos provoca un acentuado descenso del centro de gravedad del vehículo y garantiza una sensación extremadamente ágil al volante, sobre todo en combinación con el alto par motor de 210 Nm. En España tiene un precio de partida de 20.900 euros, incluidas las actuales ayudas del Gobierno a este tipo de vehículos.

 

El e-Golf, por su parte, tiene un coste de 29.000 euros (ayudas incluidas), y genera una potencia máxima de 85 kW/115 CV con un par máximo de 270 Nm. Con un peso en vacío de 1.510 kg, desarrolla una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 10,4 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 140 km/h. La autonomía máxima del Volkswagen e-Golf, con una carga completa de la batería, se sitúa entre los 130 y los 190 km, en función del tipo de conducción, de la carga, de la ruta y de la temperatura exterior. Igual que en el e-Up!, el conductor del e-Golf, puede intervenir en la autonomía del vehículo y por lo tanto en el consumo de energía, mediante la selección de dos programas de conducción ("Eco" y "Eco+"). En ellos se limita la velocidad máxima, la entrega de potencia e incluso se interviene sobre el climatizador desconectándolo y hasta dispone de cuatro niveles diferentes de recuperación de energía.

 

Por estructura, el e-Up! y e-Golf son bastante similares. Se presentan a partir de una plataforma unificada con el resto de versiones de la marca y por tanto, no es específica para su modelo de coche eléctrico. Una solución que pretende también extender en cuanto a su equipamiento, al no querer destacar rasgos diferentes que los separen del concepto de uso cotidiano del resto de las otras versiones. Por tanto, los dos modelos incorporan una estética que no pretende destacar ni en más ni en menos con el resto de los térmicos de la marca. El motor va delante y las baterías entre los ejes. En un enchufe doméstico el e-Golf se carga en 13 horas (9 el e-Up!). Con el wallbox opcional o en una estación pública 8 horas (7 el e-Up!), y con el sistema de carga rápida se alcanza el 80% en apenas 30 minutos.

Las sensaciones de conducción son muy parecidas. Mucho empuje desde el principio, suavidad y silencio. El cambio es de una sola marcha, pero se puede elegir en la palanca cuatro modos de recuperación de energía. A más retención al levantar el pie del acelerador, más recuperación de energía.


Golf GTE
La tecnología híbrida lleva muchos años de adelanto y ofrece unas cifras de consumo y emisiones muy buenas. A esta se ha unido la híbrida enchufable, que tiene que ser el paso previo para la generalización de los coches eléctricos.

Lo último de Volkswagen en tecnología híbrida enchufable lo hemos podido ver y probar en EXPOelelectric, se trata del Golf GTE. Este Plug-in de gasolina se pondrá a la venta al mercado español en febrero de 2015 y combina un propulsor turbo de gasolina e inyección directa 1.4 TSI de 150 CV con un motor eléctrico de 102 CV, con lo que el rendimiento máximo de ambos motores combinados es de 204 CV. Con un par máximo de 350 Nm, el GTE acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de hasta 222 km/h.

 

Ambos propulsores se combinan con la caja de cambios automática DSG de seis velocidades, que cuenta con tres acoplamientos: los dos del doble embrague y el de desconexión. Este último desacopla el TSI del eje de propulsión delantero, siempre que sea posible.

El conductor puede elegir, pulsando la tecla "Modo-E", circular en modo puramente eléctrico. En estas circunstancias puede recorrer hasta 50 km, y a una velocidad máxima de 130 km/h. Esta autonomía se debe a la gran batería de iones de litio, que tiene una capacidad de 8,8 kWh y pesa 120 kg. En un enchufe convencional se carga en tres horas y media y con el wallbox que suministra la marca, en 2,5 horas.

La configuración híbrida de este modelo permite que su consumo sea de 1,5 l/100 km de gasolina, con unas emisiones de CO2 de 35 g/km y 11,4 kWh/100 km de electricidad.

Conversaciones: