Híbridos y Eléctricos

PRUEBA PILOTO PARA PROMOVER EL COCHE COMPARTIDO

Compartir el coche para ir a la universidad

El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado un acuerdo de colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y la Universidad de Barcelona (UB) para promover que los estudiantes que se desplazan en coche en el campus Diagonal compartan vehículo.

Prueba piloto para promover el coche compartido en el campus Diagonal
Prueba piloto para promover el coche compartido en el campus Diagonal.

El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado un acuerdo de colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y la Universidad de Barcelona (UB) para promover que los estudiantes que se desplazan en coche en el campus Diagonal compartan vehículo.

El acuerdo prevé realizar una prueba piloto para promover el coche compartido en el Campus Diagonal, con el objetivo de reducir los coches que acceden a las facultades y escuelas que se encuentran en este ámbito de la ciudad. De esta manera se pretende racionalizar el uso del vehículo y promover el aumento de la ocupación del mismo, impulsando una movilidad más sostenible y más eficiente en los desplazamientos en la universidad. El Ayuntamiento de Barcelona evaluará los resultados de esta iniciativa para determinar qué impacto tiene, detectar buenas prácticas realizadas y valorar el potencial de extensión de este modelo a otros entornos de la ciudad.

El concejal de movilidad, Eduard Freixedes ha asegurado que: "con este acuerdo se inicia un proyecto innovador en el campo de la movilidad que vuelve a situar a la ciudad ya la comunidad universitaria como un ejemplo de smart city inteligente, eficiente y sostenible ".

Freixedes, ha recordado que "el proyecto se enmarca dentro de las líneas de actuación del Plan de Movilidad Urbana (PMU) que está trabajando el Ayuntamiento".

El vicerrector de Comunidad, Acción Social y Sostenibilidad de la UPC, Joan Puig domènech, afirmó que "la UPC, en el marco de su estrategia de sostenibilidad, promueve la movilidad sostenible y la accesibilidad universal y el proyecto de coche compartido facilitará que los campus se conviertan en espacios de innovación donde desarrollar soluciones inteligentes para facilitar la movilidad de las personas y reducir el impacto sobre el entorno".

En este sentido, añadió que la iniciativa "aplica las nuevas mejoras tecnológicas en la lógica del consumo colaborativo para ofrecer una propuesta coherente con los principios de la sostenibilidad y con la voluntad de mejorar la calidad de vida de los campus y de las ciudades".

La vicerrectora de Administración y Organización de la UB, Carmen Panchón, remarcó que "la Universidad de Barcelona hace más de quince años que lleva a cabo acciones para mejorar la movilidad de la comunidad universitaria, hacerla más fácil y sostenible", y ha puesto de ejemplo los estudios elaborados en este ámbito y las acciones concretas para fomentar el uso de la bicicleta.

Panchón ha puesto especial énfasis en "la importancia de impulsar la cultura colaborativa, que está transformando las relaciones institucionales y el concepto de ciudad".

Compartir el coche para ir a la universidad

Para desarrollar el proyecto, se pone en marcha una comunidad virtual llamada ‘fesedit UB-UPC‘ que permite poner en contacto en tiempo real a usuarios y conductores que quieren compartir su desplazamiento. Además, también se prevé crear un sistema de incentivos que los usuarios de los coches compartidos podrán beneficiarse de plazas de uso preferente o exclusivo para ellos.

Está previsto que la prueba piloto se realice entre el mes de febrero y de diciembre. La iniciativa nace como una de las actuaciones surgidas en el marco de la Mesa de movilidad de las Universidades del distrito de Les Corts, en la que están representadas las dos universidades y el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento evaluará los resultados de esta iniciativa para determinar qué impacto tiene, detectar buenas prácticas realizadas y valorar el potencial de extensión de este modelo a otros entornos de la ciudad.

Apuesta por la movilidad sostenible

La iniciativa nace como una de las actuaciones surgidas en el marco de la Mesa de movilidad de las Universidades del distrito de Les Corts, en la que están representadas las dos universidades y el Ayuntamiento de Barcelona. Este órgano tiene como objetivo conocer la Movilidad Universitaria y establecer estrategias para mejorarla, fomentando la sostenibilidad y el cambio modal a pie, bicicleta y transporte público, y al mismo tiempo estudiar microactuaciones de mejora de movilidad (señalización/regulación/seguridad/etc. ), proponiendo medidas y haciendo el seguimiento. Entre las actuaciones que ya se han llevado a cabo, destaca la urbanización y la ordenación del estacionamiento en dos tramos de la Avenida de la Diagonal y la calle de Pau Gargallo, o la peatonalización de la calle Baldiri Reixac.

Las tres instituciones consideran una prioridad la mejora de la accesibilidad a los campus universitarios y la promoción del coche compartido, en el marco de la movilidad sostenible. Este proyecto constituye el punto de partida para futuras colaboraciones en el ámbito de la movilidad sostenible. De esta manera, los campus universitarios se ofrecen como espacios de innovación para poner en práctica nuevas propuestas y soluciones que contribuyan a unos desplazamientos más eficientes, seguros y saludables.

En este sentido, el Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha aprobado inicialmente el Plan de Movilidad Urbana (PMU) 2013-2018, en el que se establecen cuatro objetivos estratégicos como son la movilidad segura, sostenible, equitativa y eficiente. Entre las medidas que engloba el documento se determina la necesidad de llevar a cabo actuaciones que permitan aumentar el índice de ocupación de los vehículos, fomentando los sistemas de vehículo compartido en la ciudad.

Conversaciones: