Híbridos y Eléctricos

Conclusiones del Congreso: "lightweight design" de la STA

El peso del vehículo, y como reducirlo para ganar en eficiencia, ha sido el tema central del congreso que la Sociedad de Técnicos de Automoción (STA) y la Cambra de Comerç de Barcelona han organizado éste martes 31 de Enero en la Casa Llotja de Mar de la capital catalana.

De izquierda a derecha aparecen Tomás Megía, jefe de Estrategia Competitiva del Área de Desarrollo Empresarial de la Direcció General d'Indústria de la Generalitat; Carlos Romaní, gerente de Relaciones Institucionales del Grupo VW España; Rafael Boronat, presidente de la Sociedad de Técnicos de Automoción, y Ludwig Vollrath, presidente de la European Automotive Engineers Cooperation.

 

El peso del vehículo, y como reducirlo para ganar en eficiencia, ha sido el tema central del congreso que la Sociedad de Técnicos de Automoción (STA) y la Cambra de Comerç de Barcelona han organizado éste martes 31 de Enero en la Casa Llotja de Mar de la capital catalana. Algunos datos indican la importancia del asunto: menos peso implica menos consumo y menos emisiones de gases contaminantes, con reducciones de hasta ocho gramos por quilómetro para una rebaja de cien quilos. Todo ello junto al reto de hacer coches cada vez más seguros para conductores y peatones.

El doctor Tino Fuhrman, jefe de Electromovilidad y Innovación de Seat, ha explicado que reducir peso comporta un incremento de costes, y que hay que evitar traspasar la barrera de lo que el consumidor está dispuesto a pagar. Para ello, ésta compañía trabaja la reducción de pesos desde una perspectiva integral, estudiando componente a componente dónde se puede rebajar la masa del automóvil.

Por otro lado, durante el congreso se ha recordado que las directrices de la Unión Europea sobre contaminación son cada vez más exigentes. En ese sentido se ha subrayado que la reducción de pesos de los vehículos contribuirá a conseguir éstos objetivos.

Intervención del doctor Tino Fuhrman, jefe de Electromovilidad y Innovación de Seat.


El camino del coche eléctrico
El coche eléctrico “ha vuelto y parece que para quedarse”, ha asegurado durante la apertura del congreso Carles Romaní, gerente de Relaciones Institucionales del Grupo VW España. Pero éste tipo de transporte implica un reto aún mayor en lo que se refiere a reducción de pesos, ya que el conjunto mínimo de baterías necesarias per alimentar un automóvil no baja de los 150 quilos.

Para señalar el largo camino a recorrer por ésta tecnología, Vicenç Aguilera, director general de Business Development de Ficosa, ha asegurado que con éste peso se obtiene una autonomía de cien quilómetros. A un motor convencional le bastan tres quilos de combustible fósil para lograr lo mismo. Aguilera ha augurado un futuro en el que el usuario escogerá un vehículo eléctrico en función de la autonomía que necesite.

Para conseguir éstos objetivos serán muy importantes las inversiones en I+D+i, tal como ha destacado Tomàs Megía, jefe de Estrategia Competitiva del Área de Desarrollo Empresarial de la Direcció General d'Indústria de la Generalitat, que ha destacado que la industria catalana está "muy bien posicionada" para abordar el tema de la reducción de pesos.

Finalmente, el presidente de la STA, Rafael Boronat, ha asegurado que la industria del automóvil afronta “una revolución tecnológica sin precedentes en cien años” y ha aportado un mensaje optimista al remarcar que la industria del país puede “subir al tren” porque está “muy bien preparada” para contribuir a ello.    
       
El congreso ha reunido a algunos de los numerosos actores implicados en la industria de la automoción o “industria de industrias”, como la ha llamado Vicenç Aguilera. Ha habido representantes de empresas de automoción, de firmas tecnológicas, de industrias del acero, de polímeros plásticos o representantes de asociaciones de ingenieros, como Ludwig Vollrath, presidente de la European Automotive Engineers Cooperation.

{jcomments on} 

Conversaciones: