Híbridos y Eléctricos

DISEÑO Y FUNCIONALIDAD CONTROVERTIDOS

¿En qué pensaba Tesla cuando diseñó el volante del nuevo Model S?

El nuevo Tesla Model S 2021 ha incorporado muchas novedades, entre ellas un habitáculo completamente renovado con un revolucionario volante sin aro superior. Un diseño que, aunque futurista y llamativo, entraña algunos puntos negativos importantes.

Tesla-Model-S-2021-volante_portada
Volante del nuevo Tesla Model S 2021

El nuevo Tesla Model S 2021 ha llegado cargado de novedades, algunas de ellas espectaculares como las versiones Plaid y Plaid+ con más de 1.000 caballos. Sin embargo, lo que más ha llamado a la atención es la decisión de Tesla de lanzar el coche con un diseño rompedor y muy futurista, pero también atrevido y bastante controvertido. Y es que, más allá del diseño en sí, el volante tiene algunos puntos poco entendibles desde el punto de vista ergonómico.

El volante del nuevo Model S abandona la forma tradicional con un aro exterior circular (o cuasitoroidal, más propiamente dicho) y en su lugar tenemos un volante de formas rectangulares y sin aro por la parte superior. El nuevo volante del Tesla Model S recuerda más al de 'KITT', el coche fantástico, o al Audi RSQ que Will Smith conducía en 'Yo, robot' que al de un coche convencional. Y es que está más cerca de la ciencia ficción que de la realidad, aunque Tesla pretenda llevarlo (lo llevará) a producción.

Un diseño y disposición de mandos muy poco ergonómicos

Más allá de su diseño, que puede gustar más o menos, hay algunas cosas que chocan con lo que entendemos debería ser un objeto ergonómico, ya no por comodidad sino también por seguridad. La falta de aro superior (ni siquiera tiene un pequeño saliente) hace imposible, por ejemplo, colocar las manos a las tres menos menos cuarto. Esta posición de conducción preventiva permite estar preparado ante una posible maniobra de evasión o de esquiva, en caso de que fuese necesario. Ni siquiera la presencia del Autopilot justifica esta carencia, ya que el coche no tiene una conducción completamente autónoma.

Tesla-Model-S-plaid-2021-01

Puesto de conducción del nuevo Tesla Model S 2021.

Por otro lado, en algunas situaciones se hace más rápido girar el volante con una mano o cruzando ambas manos aprovechando todo el aro del volante. Puede ocurrir al intentar hacer un giro en un sitio demasiado estrecho, al salir de una plaza de aparcamiento o al aparcar (aunque en este último caso, en algunas situaciones puede hacerlo el coche automáticamente). En esos casos, tener un aro completo (aunque no sea perfectamente redondo) facilita la maniobra y la hace más rápida. Me vienen a la mente los conductores de servicios VTC, que durante el día a día tendrán que lidiar con estas maniobras a una mano con relativa frecuencia.

Si nos detenemos en la disposición de los mandos, también encontramos algunos sinsentidos, como tener los dos botones de los intermitentes en el mismo lado del volante, uno encima del otro, y con botones táctiles. A priori, una disposición muy poco intuitiva a la hora de señalizar un giro, ya que ni siquiera tenemos una referencia táctil que permita diferenciar clara y rápidamente entre el botón de intermitente izquierdo e intermitente derecho.

tesla-model-s-2021-volante-joke

Volante del nuevo Tesla Model S, sin aro en la parte superior.

Y es que el nuevo Model S abandona las palancas detrás del volante que tenía el modelo anterior. El selector de cambio (P, R, N, D) está en la consola central junto al cargador inalámbrico y, por ejemplo, el accionamiento del limpiaparabrisas también está en un botón táctil del volante. Imaginamos -y esto es solamente especulación- que al pulsar ese botón se abre un menú en la pantalla táctil central (similar a los mandos en el Model 3/Y) para elegir la velocidad de barrido o eyectar agua en el parabrisas.

El claxon, las luces de cruce, el control por voz o la activación del Autopilot son las otras funciones que también se encuentran en los botones del volante. Además de los pulsadores táctiles, el volante tiene las ruletas físicas circulares, una a cada lado, que montan el Model 3 y el Model Y.

Un volante redondo convencional bajo la manga

El volante del nuevo Tesla Model S es, sin duda, controvertido y probablemente no la mejor opción desde el punto de vista de la conducción. Porque, de nuevo, insistimos en que todavía no tiene conducción autónoma que permita soltar el volante en todo momento.

volante-tesla-model-s-redondo-03

Tesla se ha reservado la opción de un volante redondo convencional.

Tanto es así que Tesla se ha guardado un as bajo la manga, probablemente de cara a poder homologar el coche en Europa. Según han descubierto usuarios de Reddit, Tesla ha ocultado en el configurador de su web una opción para poder elegir un volante redondo convencional, pero las imágenes -ya eliminadas- eran efectivamente de la propia marca.

No obstante, todavía desconocemos si Tesla ofrecerá la opción de equipar el volante convencional por imperativo legal en según qué regiones del mundo, o tal vez -y esto tendría también mucho sentido- para satisfacer a aquellos clientes que prefieran seguir conduciendo su coche con un volante normal.

Conversaciones: