Híbridos y Eléctricos

COSTARÁ 200 MILLONES DE LIBRAS

Dyson convertirá un antiguo aeropuerto en un centro tecnológico de coches eléctricos

Dyson ha anunciado la adquisición de un antiguo aeropuerto en Inglaterra para convertido en un centro de desarrollo de coches eléctricos.

Dyson invertirá 225 millones de euros en construir un centro tecnológico de coches eléctricos y una pista de pruebas en un antiguo aeródromo.
Dyson invertirá 225 millones de euros en construir un centro tecnológico de coches eléctricos y una pista de pruebas en un antiguo aeródromo.

Dyson, la marca británica famosa por sus silenciosas aspiradoras, está decidida a crear su propia marca de coches eléctricos, y apunta al segmento premium. De hecho Dyson ha confirmado una inversión de 2.000 millones de libras esterlinas (unos 2.225 millones de euros) con el fin de hacer realidad un plan maestro que incluye el lanzamiento de tres vehículos 100% eléctricos. Para ello será necesario que Dyson amplíe sus instalaciones industriales, y lo hará empezando por la adquisición de un antiguo aeropuerto que será convertido en un centro de desarrollo y pruebas para sus coches eléctricos.

Para construir el nuevo centro tecnológico, Dyson ha seleccionado el aeródromo de la ciudad de Hullavington, en Inglaterra, donde invertirá 200 millones de libras (225 millones de euros) en construir más de 17 kilómetros de pistas de pruebas y diversos edificios que albergarán los talleres de ingeniería y oficinas de desarrollo.

"Nuestro creciente equipo automotriz ahora está trabajando desde los hangares de vanguardia de Dyson en Hullavington Airfield", dijo el CEO de Dyson, Jim Rowan. "Ahora estamos fuertemente enfocados en la próxima etapa de nuestro proyecto automotriz y fortaleciendo nuestras credenciales".

De esta forma Dyson desembarcará en el cada vez más competitivo mercado del vehículo eléctrico, donde convivirán marcas tradicionales como Mercedes-Benz, Volkswagen, Audi, Porsche y Jaguar con otras que irrumpen en la industria, tales como Tesla, Byton o la propia Dyson. En cambio, la estrategia de Dyson no contempla entrar en el mercado del coche eléctrico en el corto plazo, sino que sus planes industriales consideran hacerlo cuando esté disponible la tecnología de baterías en estado sólido. Las celdas con electrolito sólido están llamadas a revolucionar el sector con grandes cifras de autonomía y carga ultrarrápida, así como mayores niveles de seguridad y costes reducidos.

Entre los últimos progresos de la marca Dyson dentro del campo del coche eléctrico está el registro de la marca Digital Motor para hacer uso de ella sobre sus vehículos y la contratación de 300 nuevos ingenieros para desarrollar sus coches a batería.

Conversaciones: