Híbridos y Eléctricos

RFPRO

Una empresa recrea digitalmente el circuito de Nardò para desarrollar coches eléctricos más rápido

rFpro ha recrea digitalmente el trazado de Nardò para “acelerar el desarrollo de coches eléctricos”. Así esperan hacer ahorrar inversión a fabricantes al proporcionarles una pista digital para desarrollar prototipos totalmente funcionales. 
Han creado digitalmente el circuito de Nardò para acelerar el desarrollo de coches eléctricos.
Han creado digitalmente el circuito de Nardò para acelerar el desarrollo de coches eléctricos.

rFpro ha recreado digitalmente el histórico trazado italiano para “acelerar el desarrollo de coches eléctricos”. De esta manera, esperan ahorrar numerosos dividendos a fabricantes de vehículos a través de proporcionarles una pista digital en las que llevar a cabo las pruebas de sus futuros modelos antes de desarrollar prototipos totalmente funcionales. 

rFpro es una compañía especialista en el desarrollo de software, la cual se encuentra afincada en Reino Unido. Desde aquí han dado un importante paso adelante en presentar un proyecto que llevará a las marcas de coches a poder ahorrarse enormes cantidades de dinero. A día de hoy, un fabricante automovilístico lleva a cabo un desarrollo inicial de su futuro modelo mediante digitalización para, posteriormente, crear un coche eléctrico en forma de prototipo totalmente real y efectivo con el que avanzar en términos de conducción real sobre asfalto. Esto lleva a las compañías a invertir mucho dinero sobre modelos que aún no se han lanzado y que están en vías de desarrollo. 

Es por ello, que el proyecto presentado por rFpro espera ahorrar tiempo y dinero a estas compañías automovilísticas. Su determinación es la de que una marca, en el momento en el que tenga que fabricar un prototipo funcional que saldrá a ser testado en la calle, precise de realizar pruebas en entorno real durante el menor tiempo posible, pues este ya traerá la mayor parte del trabajo realizado a través de un laboratorio digital. 

Para ello, han creado una completa copia del trazado italiano de Nardò en el que podrán llevar a cabo dicho desarrollo digital de sus modelos. Desde la compañía inglesa especifican concisamente que su idea es la de avanzar en el desarrollo de coches eléctricos, ya que son los que actualmente deben llevar a cabo un mayor índice de pruebas y desarrollo fuera de los entornos particulares de las marcas. 

Matt Daley, director de operaciones de rFpro, afirmó que su idea de plasmar el circuito de Nardò digitalmente está totalmente centrada en el desarrollo de coches eléctricos, ya que el directivo ve claramente que “los vehículos térmicos están dando paso a los nuevos eléctricos”, por ello “los especialistas en dinámica de vehículos tienen que reescribir su libro de reglas”, afirmó. 

Taycan-Nardo-2
Actualmente el circuito de Nardo pertenece a Porsche.

El mismo directivo, durante su exposición del proyecto, apoyó que un tren motriz electrificado no interactúa con el chasis de la misma manera que lo hace en un modelo térmico. Esto detona de forma directa en que los ingenieros especialistas demoren más tiempo efectivo en concluir con su labor y, por lo tanto, más coste económico para las propias firmas, algo que cambiará de forma notable una vez el sistema de digitalización de rFpro esté disponible. 

El propio director gerente del trazado ha expresado su respaldo a este proyecto expresando que de esta manera se permitirá a los diferentes fabricantes acelerar sus propios programas de desarrollo de chasis, suspensiones, dirección y frenado en cualquier punto de la geografía mundial y ahorrando una enorme suma de dinero en traslado de material, personal especializado, así como para el propio uso de la pista. 

Desde rFpro aseguran que esta versión digital será tan efectiva como una prueba de desarrollo en entorno real. Para lograr tal hito, harán uso de un escaneo láser basado en fases para crear modelos con una precisión de hasta 1 milímetro. El software de esta compañía, denominado como TerrainServer, presume de simular cualquier tipo de superficie en alta definición. 

A día de hoy, el famoso trazado italiano es propiedad de Porsche y es uno de los campos de pruebas más conocidos en el mundo. Su pista tiene una longitud de casi 6,3 kilómetros, con una recta de un kilómetro y un total de 16 curvas. La propia pista acoge crestas, baches y bordillos en los que poder perfilar de forma concisa todos los reglajes óptimos de los componentes anteriormente mencionados. 

Conversaciones: