Híbridos y Eléctricos

CUMBRE CLIMÁTICA EUROPEA DEL AUTOMÓVIL

España, Alemania e Italia apoyan la proposición de vender solo vehículos eléctricos desde 2035

En los próximos meses los legisladores de la Unión Europea decidirán la fecha en la que todos los coches y furgonetas nuevos deberán ser de 'cero emisiones'.

William Todts
El director ejecutivo de T&E, William Todts.

España, Alemania e Italia se han mostrado favorables a la proposición de la Comisión Europea de que a partir de 2035 solo se permita la venta de automóviles y vehículos comerciales nuevos de 'cero emisiones'. Así lo han señalado representantes gubernamentales de cada país en la Cumbre Climática Europea del Automóvil que se ha celebrado en Madrid el pasado 18 de mayo, organizada por Transport & Environment (T&E).

Este verano será decisivo para la industria automovilística europea, ya que en los próximos meses, los legisladores de la Unión Europea decidirán la fecha en la que todos los coches y furgonetas nuevos deberán ser de 'cero emisiones'.

"Las energías renovables son la solución, lo que nos puede permitir dejar de depender de los combustibles fósiles y de países como Rusia, Arabia Saudí y similares. El transporte limpio no es solo el vehículo eléctrico, también es viajar solo cuando haya que hacerlo, ir en bicicleta o utilizar el transporte público", ha explicado el director ejecutivo de T&E, William Todts.

Para 2030, se espera que el 45% del consumo energético provenga de fuentes renovables frente al 22% actual. En este sentido, el presidente del comité ENVI (Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria) del Parlamento Europeo, Pascal Canfin, ha señalado que se han necesitado siete años para duplicar lo que se ha construido en décadas.

"Tenemos que impulsar aún más la transición verde. Hay una mayoría en el Europarlamento que apoya el objetivo del 45% en el transporte, incluso en el contexto de guerra en el que vivimos y en el que tenemos que garantizar el suministro de gas", ha destacado.

España e Italia, "rezagados" en la transición

El director general del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard, ha explicado que en España vamos "rezagados", principalmente, por el poder adquisitivo y por un problema de geografía, ya el 90% de la movilidad es de distancias cortas pero viajar por España supone hacer viajes muy largos por la dimensión del territorio.

Asimismo, ha recalcado que se quiere cambiar la dependencia actual a las "baterías, los motores eléctricos, las renovables y el almacenamiento", incidiendo en la importancia del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC).

Por su parte, Italia también llega tarde respecto al resto de países europeos, con un número bajo de puntos de recarga y de vehículos eléctricos circulando por sus carreteras.

"Sabemos cuál es la realidad de nuestro país, con el parque de vehículos más envejecido de la UE, saliendo de una recesión por la pandemia y un futuro económico incierto", ha subrayado el ministro de Transporte Sostenible e Infraestructura de Italia, Enrico Giovannini.

Italia tiene un objetivo de 6 millones de vehículos eléctricos para 2030, pero ve difícil el proceso de cambio porque "será de todo menos lineal, necesitamos saber cuál es la reacción del mercado y de las personas, los italianos están ahorrando porque están preocupados por su futuro".

A su vez, Christiane Rohleder, secretaria de Estado del Ministerio de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Seguridad Nuclear y Protección al Consumidor de Alemania, ha resaltado que es la primer vez que Alemania apoya un objetivo de bajas emisiones "tan ambicioso".

Sin embargo, ha reconocido que el objetivo de reducción de emisiones de CO2 "no va a ser suficiente" como el único medio para alcanzar 15 millones de vehículos eléctricos en 2030.

Conversaciones: