Híbridos y Eléctricos

SEGÚN ACEA

España tiene un 3,4% del total de los puntos de recarga de la Unión Europea

La mitad de los puntos de recarga de la UE están concentrados en Países Bajos y Alemania, según ACEA.

Porsche lanzará su propia red de cargadores públicos para sus coches eléctricos
Un Porsche Taycan eléctrico cargando en la red de cargadores Ionity.

La mitad de los puntos de recarga para coches eléctricos de la Unión Europea están concentrados en dos países, los Países Bajos, con unos 90.000 cargadores, y Alemania con unos 60.000, según un estudio de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).

Estos dos países representan menos del 10% de toda la superficie de la Unión Europea, lo que supone que la otra mitad de los cargadores están repartidos por los 25 países restantes, que cubren el 90% de la superficie de la región.

Desde la asociación, han señalado que la diferencia entre los países que encabezan la clasificación y los que la cierran es "enorme".

Los Países Bajos tiene casi 1.600 veces más puntos de recarga que el país con menos infraestructura, que es Chipre, con sólo 57 puntos de recarga. De hecho, sólo los Países Bajos tienen tantos cargadores como 23 Estados miembros juntos.

Asimismo, han destacado que en cuanto a la distribución de la infraestructura, existe una clara división entre los países de Europa central y oriental, por un lado, y los de Europa occidental, por otro. Así, Rumanía, seis veces mayor que los Países Bajos, sólo tiene el 0,4% del total de los puntos de recarga de la UE.

España, por su parte, cubre un 12,3% del territorio de la UE y sin embargo, solo tiene un 3,4% del total de los puntos de recarga de la comunidad europea.

De la misma forma, aunque el número de puntos de recarga ha aumentado en los últimos cinco años (+180%), la cifra total (307.000) está "muy por debajo de lo necesario".

Concretamente, según ACEA, se necesitarían hasta 6,8 millones de puntos de recarga públicos para 2030 a fin de alcanzar la propuesta de reducción del 55% de las emisiones de CO2 de los automóviles, lo que significa un crecimiento de más de 22 veces en menos de diez años.

"Las marcadas disparidades demuestran la necesidad de unos objetivos en El Reglamento de Infraestructura para Combustibles Alternativos (AFIR) sólidos y armonizados en todos los Estados miembros de la UE. Instamos a los responsables políticos a reforzar el AFIR para que pueda alcanzar el objetivo de construir una densa red europea de estaciones de recarga, que abarque de norte a sur y de este a oeste", declaró el director general de ACEA, Eric-Mark Huitema.

Conversaciones: