Híbridos y Eléctricos

SEGÚN LA UE

Europa necesitará de 10 a 20 “gigafábricas” de baterías entre 2023 y 2025

La Comisión Europea (CE) ha asegurado que la iniciativa para crear una alianza europea de baterías eléctricas no se ha resentido por la crisis del COVID-19.

El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic.
El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) espera movilizar este año más de 1.000 millones de euros para proyectos relacionados con el desarrollo de baterías, una cifra que iguala el nivel de apoyo estimado en la última década a esta industria que la UE se ha marcado como "estratégica" para los próximos años.

Así lo ha trasladado el vicepresidente responsable de Energía del BEI, Andrew McDowell, en una nueva reunión -esta vez por videoconferencia- organizada por la Comisión Europea en el marco de la Alianza Europea de las Baterías, creada en 2017 con la intención de que el bloque recupere la distancia perdida con competidores globales en este sector.

"La crisis de la Covid-19 ha subrayado la vulnerabilidad de Europa ante interrupciones en el suministro de materiales y tecnologías críticas. A medida que se acelera la transición energética, crear una industria de baterías europea es vital para proteger la posición competitiva de Europa en la economia global", ha expresado McDowell.

En una rueda de prensa tras la reunión, el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, ha celebrado que la iniciativa para crear una alianza europea de baterías eléctricas no se ha resentido por la crisis del COVID-19 y espera que ese sector estratégico genere un millón de empleos en la Unión Europea (UE) para 2023.

Sin embargo, el eslovaco también ha destacado que la crisis ha demostrado "la necesidad de incrementar la autonomía estratégica (de la UE) en sectores industriales críticos y en tecnologías clave".

La UE aspira a “capturar” a partir de 2025 un mercado de baterías de 250.000 millones de euros y para ello será necesario instalar de 10 a 20 “gigafábricas” en Europa entre 2023 y 2025, según los cálculos del Ejecutivo comunitario, que en diciembre de 2019 había aprobado ya un paquete de ayudas de Estado de 3.200 millones de euros.

Con liderazgo de Suecia, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia y Polonia y proyectos que van desde la minería de litio hasta el reciclado de las pilas, también participan en la alianza Portugal, España, República Checa y Eslovaquia.

Sefcovic, no obstante, ha destacado que el bloque ya ha visto "progresos significativos" por ejemplo en la industria del litio, un sector en el que la UE podrá cubrir el 80% de las necesidades de este material para la producción de baterías en 2025.

En este sentido, Sefcovic ha destacado que se espera que el desarrollo del coche eléctrico haga que la UE necesite 18 veces más litio y 5 veces más cobalto que actualmente. 

De hecho, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha señalado que en la UE se han anunciado ya proyectos para la extracción de litio con inversiones equivalentes a 2.000 millones de euros y que deberían ser operativos entre 2022 y 2024.

Sefcovic también ha subrayado que la reducción de la demanda de vehículos diésel y gasolina durante los tres primeros meses de 2020 benefició a la demanda de coches eléctricos haciendo que su cuota de mercado se elevase al 6,8%, frente al 2,5% del primer trimestre de 2019.

En particular, la estimación de la Comisión Europea apunta a un incremento en el número de modelos de vehículos eléctricos desde los 98 actuales hasta los 214 de 2021.

Conversaciones: