PLANES ELÉCTRICOS

Por qué algunos fabricantes no se electrifican y cuáles son

Subaru, Mazda o Suzuki son marcas que no contemplan la electrificación como una necesidad a corto plazo y esperan a que las otras marcas les despejen el camino.

Subaru BRZ.
Subaru BRZ.

"Prefiero ser el último y hacerlo bien, que ser el primero y destruir la imagen y reputación de mi marca". Son palabras del presidente ejecutivo de Subaru Estados Unidos, Tom Doll, refiriéndose a la electrificación de la firma japonesa, que no cuenta con ningún modelo electrificado en la actualidad y solo está previsto el lanzamiento del XV híbrido enchufable –llamado 'Crosstrek' en Estados Unidos– en el mercado americano. Sin embargo, ¿por qué Subaru, Mazda o Suzuki no quieren ni oír hablar aún de la electrificación?

Toda la oferta actual de Subaru, por ejemplo, se propulsa mediante motores de combustión y su primer modelo eléctrico puro aún no se deja ver en el horizonte. "Si sacamos uno ahora, vamos a estar compitiendo en el mercado con los demás. Podemos dejar que ellos lo arreglen y, entonces, podemos entrar", dijo Doll a la agencia Bloomberg. A Subaru, o a marcas como Mazda o Suzuki, no les interesa invertir cientos o miles de millones en investigación y desarrollo en un segmento que aún no es rentable. Estas marcas prefieren perfeccionar sus bloques de combustión, hacerlos más sostenibles y alargarles la vida hasta que la propulsión eléctrica empiece a ser rentable.

8079

El Subaru XV se ofrecerá como híbrido enchufable en Estados Unidos.

Una transición tranquila

Mazda tiene su excusa en su motor Skyactiv, uno de los motores de gasolina más eficientes del momento, que les permite adoptar un perfil bajo en torno a la electrificación y llevar a cabo la estrategia del 'wait and see', esperar y ver. Hasta hace poco, el Grupo FCA también estaba entre este grupo de marcas, aunque el anuncio de una inversión de 9.000 millones en electrificar sus marcas les ha puesto un paso por delante. A pesar de que sus planes contemplan Maseratis eléctricos y Alfa Romeos híbridos enchufables, de momento FCA no ha empezado su ofensiva eléctrica.

Estas firmas admiten también que su tecnología para crear vehículos eléctricos está en fase primitiva aún y que, fuera de China, donde la demanda de eléctricos representa el 50% del total global, la infraestructura de carga es muy pobre. Es por eso que no quieren arriesgar a perder dinero y quieren mantenerse como están. Subaru, además, se beneficia de una imagen que la relaciona con un público aventurero, campero y amante de la naturaleza, gracias a sus modelos SUV, y su experiencia en los rallies durante más de una década son todo un legado. Es por eso que, pese a no apostar prácticamente nada por la electrificación, siguen manteniendo un buen estatus entre el público.

Captura de pantalla 2018-07-06 a las 9.02.39 copia

Modelos híbridos y eléctricos por grupo constructor en 2018 y en 2020 (previsión). Fuente: Bloomberg

Una vez las marcas hayan desarrollado la tecnología necesaria, haya infraestructura de sobras y el negocio de los eléctricos sea lucrativo, gracias a la reducción del precio de baterías y otros componentes, será cuando Subaru, Mazda y otros constructores menos potentes intentarán entrar en el mercado, firmando acuerdos con proveedores de tecnología y baterías. Su idea es entrar en la carrera por electrificar el sector habiendo invertido mucho menos que sus rivales.

También hay riesgos

Como en todas las estrategias, también hay riesgos. Según apunta Bloomberg, los clientes son cada vez más sensibles al cambio climático y buscan la sostenibilidad en la compra de nuevos coches. Además, la mayor parte de los profesionales expertos en la materia estarán trabajando para otras marcas, dejando menos talentos disponibles para las empresas que necesiten contratar más tarde. Por último, hay que tener en cuenta que, las inversiones millonarias de grupos como Volkswagen, que gastará 50.000 millones en proveedores de primer nivel, hará que el catálogo donde encontrar proveedores también sea escaso.

Si las previsiones de Bloomberg se cumplen, a mediados de la próxima década, cuando los eléctricos serán competitivos, Subaru, Mazda y Suzuki querrán entrar rápidamente en el mercado, corriendo el riesgo de no conseguir atrapar a rivales como Volkswagen, BMW o Mercedes-Benz, que están apostando muy fuerte por la electrificación. Solo cuando decidan entrar, se podrá valorar, sin embargo, si su estrategia fue la acertada.

Conversaciones: