Híbridos y Eléctricos

LOS FUTUROS SUV DE FERRARI

Ferrari tiene tres SUV bajo desarrollo y dos de ellos son completamente eléctricos

Ferrari va dando más relevancia a la electricidad dentro de su gama, y al Ferrari Purosangue le seguirán dos nuevos SUV eléctricos que se conocen internamente como F244 y F245.

El Ferrari Purangue híbrido llegará en 2022 como antesala de dos SUV eléctricos.
El Ferrari Purangue híbrido llegará en 2022 como antesala de dos SUV eléctricos.

A pesar de que Ferrari se ha declarado, en palabras de su CEO, fehacientemente en contra de electrificar su gama por completo la firma de Maranello no es reacia a comercializar coches eléctricos puros en un futuro a medio plazo. Entre ellos toman protagonismo dos SUV eléctricos que deberían llegar después de ver al que será su primer SUV, el Ferrari Purosangue híbrido.

Si bien Louis Camillero, CEO de Ferrari, ya se ha declarado en contra de hacer de la firma del Cavallino una marca de coches cien por cien eléctricos, la que sí ha declarado de manera oficial que tomará la senda de la electrificación en su totalidad es Bentley, que mediante su plan Benyond100 pretenden que par 2030 todos sus coches sean eléctricos, incluso fuera de Reino Unido.

Sobre el futuro de Ferrari a medio plazo ya se saben varios aspectos, entre ellos, el nombre de su futuro SUV. El Ferrari Purosangue (de código interno F175) será el primer coche que traiga a Ferrari el concepto de todocamino que durante años han rechazado para, de paso, incluir un esquema híbrido en sus entrañas. De él ya hablamos en un artículo dedicado a ello, y exceptuando que desde Car Magazine apuntan a que será a principios de 2022 cuando será presentado, nada más nuevo se sabe sobre él.

El centro de atención estos últimos días son otros dos proyectos que se están gestando en Maranello, donde la electrificación toma más peso que en el Purosangue, y que se conocen internamente como F244 y F245, que derivarán en dos SUV eléctricos que deberíamos ver en las calles para 2024 y 2026 respectivamente.

Comenta Car Magazine que la estructura de monopatín sobre la que se asentarán todos estos modelos ya está lista, será construida en aluminio, y preparada para albergar trenes de potencia de tracción total, lo que significa que tendrá uno o varios motores en cada eje. De manera conjunta serán capaces de rendir hasta 450 kW, que podrán provenir de cuatros motores eléctricos distintos, y que se alimentarán de una batería modular de iones de litio que empezaría con capacidades de 80 kWh en adelante.

En términos de diseño podemos esperar la clásica estampa de Ferrari con proporciones de hatchback, es decir, con portón trasero. De hecho Camilleri ya dejó intuir que esta nueva oleada de SUV electrificados tomará el mismo lenguaje de diseño con el que la firma dará forma y proporciones al relevo de su shooting brake, el Ferrari GTC4 Lusso.

De momento lo más cercano en el tiempo es el lanzamiento del Ferrari Purosangue, el SUV híbrido, y a juzgar por lo avanzado de las mulas de pruebas que se han visto circulando por los alrededores de la fábrica de Ferrari, 2022 se postula como una fecha lógica para su lanzamiento.

Conversaciones: