SE ENFOCARÁ EN LOS MODELOS CLAVE

Del Fiesta al Kuga, todos los nuevos coches de Ford utilizarán motores eléctricos

Ford ha anunciado una reestructuración severa de su estrategia europea: planea electrificar su catálogo al compelto y se aliará a Volkswagen para fabricar los vehículos de mayor tamaño.

El Ford Mustang es uno de los modelos a electrificar.
El Ford Mustang es uno de los modelos a electrificar.

Ford se enfrenta a una etapa decisiva en los próximos años en la que deberá adaptarse a las nuevas necesidades del mercado automovilístico, especialmente en Europa. Esto es debido a que la Comisión Europea recientemente ha aprobado una reducción de las emisiones del 37,5% para el periodo comprendido entre 2021 y 2030. Ante tal exigencia, Ford encontrará en Volkswagen el aliado que necesita para electrificar su producto, que se ha ofrecido a colaborar en la fabricación de camionetas pick-up y vehículos comerciales a partir de 2022. Pero los planes de Ford no se limitan a los vehículos de mayor tamaño, sino que todo el catálogo de su marca en Europa será electrificado, de modo que desde el modelo más económico hasta los vehículos superiores de la gamas utilizarán total o parcialmente motores eléctricos.

La electrificación total del producto de Ford incluye sistemas híbridos suaves de 48 voltios, híbridos completos con motores eléctricos y baterías de alto voltaje, híbridos enchufables con una mayor autonomía en modo eléctrico y vehículos eléctricos de baterías. Desde ahora y hasta que el proceso de electrificación se complete, todos los nuevos lanzamientos de Ford incluirán una versión híbrida o eléctrica con el objetivo de reducir sus registros de emisiones y cumplir con la exigente normativa que se avecina. Y esto lo hará a la vez que aumenta su oferta en los segmentos en expansión y en aquellos en los que consigue beneficios y reduce su presencia en los que generan pérdidas.

infografico-estrategia-ford-se-electrifica

Ford ha sintetizado sus planes de reestructuración para Europa en este infográfico.

Ford ha establecido tres grandes grupos de actuación en la renovación de su oferta para Europa: los vehículos comerciales, segmento que lidera en el Viejo Continente; los vehículos de turismo, donde se enfocará a un público objetivo determinado con productos fabricados localmente; y los vehículos importados, donde básicamente contempla la comercialización del Mustang híbrido fabricado en los Estados Unidos.

Todo esto forma parte de una estrategia para salvar la marca en Europa, donde en 2016 cosechó un récord de beneficios de 1.200 millones de dólares. Por el contrario, tras tras tocar techo los beneficios cayeron un 81% en 2017 y se espera que para el ejercicio de 2018 la firma norteamericana presenten números rojos en Europa.

ford-mondeo-hybrid-wagon

El Ford Mondeo Sportbreak Hybrid es una de las más recientes novedades en el catálogo de la marca norteamericana.

Por el momento ya ha renovado el Mondeo, equipándolo con un motor híbrido en todas sus versiones, con la novedad de la versión Sportbreak Hybrid. Los próximos en llegar serán los Ford Fiesta y Focus para el segmento de utilitarios pequeños y medianos respectivamente, y los SUV EcoSport, Kuga y Edge para el de los todocamino. Estos últimos consiguieron un récord de ventas europeo durante el pasado año, alcanzando las 250.000 unidades vendidas en 2018.

Tampoco los vehículos comerciales, como la Transit o la Tourneo, escaparán a la electrificación total de Ford. De hecho, el fabricante estadounidense lidera el mercado europeo en lo que se refiere a vehículos para profesionales. En cambio, los coches familiares, como el C-Max y el Grand C-Max, no correrán con la misma suerte. Ambos se eliminarán del catálogo y, como consecuencia, se dejarán de fabricar en Burdeos, Francia. En el camino también se sacrificará la producción de la planta de Genk, Bélgica.

Conversaciones: