Híbridos y Eléctricos

OCEAN EXTREME

Fisker presentará una versión de alta gama del Ocean eléctrico

Aunque la producción todavía no ha arrancando, la gama de Fisker Ocean se completa con una versión de alta gama que será presentada en el Salón de París que abrirá sus puertas en dos semanas.

Fisker Ocean eléctrico.
La muestra parisina será el lugar idóneo para presentar la versión tope de gama del Fisker Ocean

Henrik Fisker encara el último tramo del año con muchas esperanzas puestas. El sueño que lleva décadas imaginando por fin se volverá realidad con la llegada de su segundo vehículo, el Fisker Ocean, pero será el primero en introducir a la marca en una categoría de volumen. El trabajo todavía no está completado, pero las bases ya están plantadas. En unas semanas la producción arrancará, pero antes de ese vital momento el Salón de París será el escenario ideal para presentar una versión tope de gama que no habíamos visto hasta ahora, el Fisker Ocean Extreme.

Francia se convertirá en un emplazamiento muy importante para la compañía. Los planes de la marca recogen que París albergará centros de venta y de desarrollo en la ciudad, mientras que será uno de los primeros países de Europa en recibir las preciadas unidades cuando estas hayan emprendido el vuelo. La gama estará formada por tres unidades diferentes, cuyas diferencias principales se centrarán en la calidad de acabados y en los elementos de equipamiento disponibles, que de cualquier manera serán suficientes.

La visita a la edición de 2022 del Salón de París se realizará de la mano de su socio financiero en el país vecino. El stand de la financiera del banco de Credit Agricole contará con uno de los modelos más esperados de la cita parisina. Fisker aprovechará la ocasión para presentar en sociedad el modelo más acabado de todos, el Ocean Extreme, que a su vez se situará en el extremo más caro de todos, posicionándose con un precio aproximado de 69.950 euros, para el mercado francés. Un precio claramente superior al modelo de acceso.

Fisker Ocean eléctrico (imagen ilustrativa).
El Ocean contará con tres acabados diferentes, entre los 42.000 y los 70.000 euros

El Ocean contará con las versiones Extreme, Ultra y Sport, cuyo precio de referencia para Europa está fijado en los 42.000 euros. Fisker no ha hecho referencia alguna a variaciones de prestaciones o autonomía, por lo que es lógico pensar que las discrepancias se centrarán principalmente en acabados y tecnología. A pesar de eso estamos hablando de 18.000 euros de diferencia entre el acabado más básico y el más completo, por lo no podemos abandonar por completo las diferencias mecánicas entre versiones. Lo bueno es que tampoco que habrá que esperar mucho para salir de dudas.

La producción arrancará oficialmente el próximo mes de noviembre en la planta de Magna Steyr en Austria. Durante unos meses los trabajadores darán forma a las primeras unidades, ajustando los procesos y mejorando los productos. No será antes del tercer trimestre del año que viene cuando se pondrá en marcha la producción del modelo de acceso. Eso quiere decir que el desembarco comercial se realizará con los modelos más caros de la gama, los acabados Ultra y Extreme, que servirán para posicionar a la marca como una rival directa de las marcas premium.

El interés despertado por la compañía es muy alto. Aunque la producción todavía no ha arrancado, las solicitudes para hacerse con un Fisker Ocean se han incrementado en los últimos meses. Las reservas superan las 56.000 unidades, lo que ha obligado a la compañía ha triplicar la producción esperada, y puede que ni con esas sean capaces de cubrir los pedidos. La atención ha sido tan alta que incluso el Fisker PEAR ya cuenta con 4.000 reservas en firme, y eso que por ahora ni siquiera lo hemos podido ver al completo.

Conversaciones: