Híbridos y Eléctricos

VOLVO ABIERTA A MÁS TRATOS

Ford firma con Volvo y compra parte de su excedente de emisiones para este 2020

Volvo es de los pocos fabricantes que lograrán cumplir su objetivo de emisiones para este 2020, y están abiertos a vender este excedente a fabricantes como Ford, con quien han firmado un acuerdo.

Volvo firma con Ford un acuerdo para vender parte de su excedente de emisiones para este 2020.
Volvo firma con Ford un acuerdo para vender parte de su excedente de emisiones para este 2020.

Volvo Car Corporation, comprendida tanto por la propia Volvo como por su filial premium de coches eléctricos Polestar, anuncia que finalmente sus emisiones para este año 2020 quedarán por debajo del objetivo fijado por la Unión Europea, confirmando así que el grupo sueco tomó el camino acertado electrificando la mayor parte de su gama, y anuncian que están abiertos a acordar con fabricantes que no van a cumplir con su objetivo de emisiones, como Ford.

Hace ya algunas semanas adelantamos este hecho en Híbridos y Eléctricos, cuando gracias a Jato Dynamics, comentábamos cuáles eran las marcas que estaban camino de conseguir sus objetivos para 2020, de entre las que destacaba Volvo Car Corporation, que estaban por debajo de su objetivo, y con BMW y el dueto Hyundai-KIA como los únicos con posibilidades reales de conseguir rebajar su media de emisiones para antes de acabar el año.

Ahora lo hace público la propia Volvo a través de un comunicado, en el que anuncian que tal es su margen de emisiones logrado, que han acordado con Ford la venta de parte de su excedente de emisiones para que la compañía americana entre en su objetivo, y anuncian abiertamente que están dispuestos a tratar con más fabricantes que no logren su objetivo.

Además, el Volvo XC40 Recharge, la versión cien por cien eléctrica del SUV compacto de la firma sueca, verá cómo sus entregas empiezan a sucederse a finales de este año, por lo que el margen del que Volvo Car Corporation hace gala puede incluso verse mejorado conforme a lo previsto en estos últimos compases de año.

Ford finalmente se ha visto obligada a recurrir a otro fabricante para entrar en su objetivo, ya que el híbrido enchufable en el que tenían depositadas todas sus esperanzas, el Ford Kuga híbrido enchufable, vio cortadas sus ventas a raíz de un fallo que originada un riesgo potencial de incendio mientras se cargaba, y que Ford sólo ha podido solucionar mediante la sustitución de todas las baterías de su híbrido enchufable.

No es el único fabricante, sin embargo, que va a recurrir a comprar parte del margen de emisiones logrado por otros para no verse sometido a penalizaciones en suelo europeo, ya que Honda anda tras Tesla en busca de un trato para lograr tal fin.

Comentaba Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Car Group: "El futuro de Volvo es eléctrico, y estamos transformando nuestra empresa a través de acciones concretas. Me satisface saber que estamos superando nuestros objetivos de reducción de CO2. Esto demuestra que nuestra estrategia es la adecuada para el negocio y para el planeta".

Polestar 2 entregado al primer cliente.

Primer Polestar 2 entregado a un cliente particular en Suecia.

La estrategia de Volvo ha llegado a buen puerto gracias a un modelo clave en todo ello, el Polestar 2, que comenzaba sus entregas a finales de verano, y que ha tenido muy buena acogida en mercados esenciales para la agrupación sueca, como Alemania, Suecia y Noruega.

Además, y según datos del IHS, hasta septiembre de este mismo 2020 casi una cuarta parte del total de ventas de Volvo se ha correspondido a vehículos híbridos enchufables. Y aunque no ha sido una tarea fácil para la firma sueca, es la única firma en España que goza de una versión híbrida enchufable en todos sus modelos. L compañía espera seguir creciendo en este aspecto y para 2025 logra que la mitad de sus ventas sean de coches de este tipo, y acelerarlo con maniobras como la ejecutada en Reino Unido, donde ya se han retirado las variantes diésel de la oferta al público.

Conversaciones: