Híbridos y Eléctricos

15.000 UNIDADES EN 2022

Ford duplica la producción de la F-150 Lightning, y puede que no sea suficiente

El éxito de la primera pick-up eléctrica es muy superior a lo que esperaba Ford. Los norteamericanos creen que no podrán satisfacer toda la demanda, ni siquiera si incrementan el ritmo de fabricación.

ford-f150-electrica_portada
Ford duplica la producción de la F-150 Lightning, y puede que no sea suficiente

La F-150 es todo un éxito en Estados Unidos. Durante los últimos años ha sido la líder de ventas en el mercado sin rival aparente. La pick-up por excelencia recibió hace poco la llegada de una variante eléctrica y Ford esperaba que la demanda del producto no sería muy alta, pero todas sus previsiones se han ido al traste. El éxito es rotundo, y por eso es necesario que pisen el acelerador en la producción.

Hay que decir que la Ford F-150 Lightning todavía no ha llegado al mercado. Lo hará en la primavera de 2022, pero ya se puede reservar. Desde que fuera anunciada oficialmente hace unos meses, la pick-up eléctrica ha acumulado más de 120.000 pedidos, muchos más de los esperados por el fabricante. Esta situación ha obligado a los responsables a crear una nueva hoja de ruta en ritmo de producción.

Las plantas de Ford tendrán que duplicar el ritmo de fabricación de la F-150 Lightning si quieren cumplir con la demanda alcanzada, pero puede que ni por esas sea suficiente para poder completar todos los pedidos a tiempo. El nuevo plan incluye una producción de 15.000 unidades en 2022, 55.000 camionetas en 2023 y 80.000 en 2024. En 2025 se espera que la producción alcance la cifra de 160.000 unidades, que es cuando se espera el lanzamiento de la segunda generación, esta sí con una plataforma específica de vehículos eléctricos, a diferencia del modelo actual que está construida sobre una versión alterada de un chasis de F-150 normal.

ford-f-150-lightning_02

Ford F-150 Lightning.

La cuestión es que no es la primera vez que Ford anuncia un incremento en la producción de la Lightning. El pasado mes de noviembre ya anunciaron la contratación de 350 empleados más con la intención de duplicar las unidades fabricadas. Con el nuevo plan sobre la mesa se espera multiplicar por tres el ritmo de producción con respecto al plan original. Y volvemos a insistir en que es muy posible que ni con esas se pueda satisfacer a todos los clientes interesados.

Aunque todo esto pueda suponer una alegría para Ford, la verdad es que el quebradero de cabeza que se le presenta es considerable. Además de tener que invertir 850 millones de dólares más para cumplir con los objetivos, se prevé una batalla cruenta en los puntos de venta. Con más de 120.000 reservas y solo 15.000 unidades producidas el primer año, resulta una combinación de lo más explosiva. Es más que probable que los primeros clientes tengan que pagar un sobrecoste.

A pesar de todo, hay que decir que la producción de la Ford F-150 Lightning es minúscula con respecto a sus hermanas de combustión. Como ya hemos comentado, la F-150 es la pick-up más vendida en Estados Unidos. Ford supera el millón de unidades vendidas de la serie F cada año. Si echamos números veremos que entre 2021 y 2024 tan solo se van a vender unas 140.000 Lightning, mientras que las F-150 de combustión superarán los cuatro millones de unidades. Una locura.

Conversaciones: