Híbridos y Eléctricos

PRIMERAS ENTREGAS A PRINCIPIOS DE 2021

Este es el Ford Mustang Mach-E que recibirán los compradores europeos, adaptado a sus gustos

Los ingenieros de Ford en Europa han intervenido desde el inicio del desarrollo del Mustang Mach-E para adecuar el comportamiento de su chasis a los gustos y las carreteras del continente europeo.

Ford Mustang Mach-E europeo
Ford ha adecuado el chasis del Mustang Mach-E a los gustos europeos.

El Ford Mustang Mach-E ha llegado oficialmente a Europa, y estará en las manos de sus primeros propietarios a principios del próximo año. El fabricante americano, conocedor de los gustos de los clientes europeos, ha realizado una serie de modificaciones en el chasis para calibrar la amortiguación, los muelles, las barras estabilizadoras, la dirección y los parámetros del tren motriz al tipo de conducción y a las carreteras a las que tendrá que enfrentase el SUV eléctrico en el Viejo Continente, que son diferentes a las de Estados Unidos.

Básicamente, los compradores de un Mustang Mach-E en todo el mundo pueden decidir la configuración de su coche eléctrico eligiendo dos parámetros clave en su mecánica: uno o dos motores eléctricos para ofrecer tracción trasera o total, y la capacidad de la batería. Todo lo demás, como en el resto de los coches que se venden en el mercado se basa en diferentes equipamientos, calidades y colores.

Sin embargo, en Europa, además de las típicas autovías y carreteras para hacer muchos kilómetros en un largo viaje, también existen escenarios con carreteras sinuosas e incluso autopistas sin límites de velocidad. Por esa razón, los ingenieros de Ford de Europa han estado involucrados desde el principio en el desarrollo del Mustang Mach-E para ajustar toda su arquitectura, y unificar el hardware y el software. Han adaptado el chasis del coche para los gustos de los conductores del Viejo Continente. Las especificaciones del sistema de amortiguación, la configuración de la dirección asistida eléctrica, el control electrónico de estabilidad y las configuraciones de tracción total del Mach-E están ajustadas específicamente para las carreteras y el estilo de conducción europeos.

ford-mustang-mach-e-2021-03

Puesto de conducción del Ford Mustang Mach-E.

¿Qué hay en el configurador europeo?

La gama del Ford Mustang Mach-E arranca con la variante de tracción trasera RWD. En este caso, con un único motor eléctrico se puede elegir entre 200 kW (269 CV) y una batería con 288 celdas que suman 68 kWh de capacidad útil o 221 kW (296 CV) y una batería con 376 celdas con una capacidad útil de 88 kWh.

En el caso de la variante con tracción total, AWD, existen también dos opciones de potencia, 200 kW (269 CV) y batería de 68 kWh y 262 kW (351 CV) y batería de 88 kWh. Por último, la versión GT, el tope de la gama, trae una configuración AWD con la batería de mayor capacidad, 88 kWh brutos, pero con una potencia superior, 363 kW (487 CV) que con un par motor de 860 Nm es capaz de realizar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos.

En el lanzamiento, la edición limitada Fist Edition es una versión especial con dos motores y la batería de mayor capacidad que ofrece una potencia de 262 kW (351 CV) y 580 Nm de par, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos. En cuanto a las autonomías homologadas en el ciclo WLTP, las variantes con tracción trasera ofrecen 440 y 610 kilómetros con cada una de las baterías y mientras que en las de versión total AWD alcanzan 400 kilómetros y 540 kilómetros.

Cargador Ford Mustang Mach-E europeo

El cargador de a bordo admite carga en corriente alterna monofásica y trifásica y carga en corriente continua.

En cualquier caso, el software del coche incluye un estimador de rango inteligente que calcula la autonomía restante en la batería mediante algoritmos de predicción que emplean datos alojados en la nube. De esta forma, el conductor dispondrá de una información mucho más precisa de hasta dónde puede llegar en cada momento antes de verse obligado a volver a recargar.

De serie, el Mustang Mach-E incluye dos cables de carga. El primero, de seis metros de largo es compatible con los puntos de recarga en corriente alterna monofásica o trifásica CCS (Mennekes). El segundo es un cargador auxiliar tipo schuko, de 6,7 metros de largo que puede ser empleado en enchufes domésticos. Para la recarga vinculada, de manera opcional, se puede adquirir el Ford Connected Wallbox en dos versiones: 7,4 kW o 11 kW, con el que es posible recargar la batería del Mustang Mach-E del 10% al 80% en entre 6 y 10 horas, dependiendo de la potencia del circuito y del tamaño de la batería.

En las estaciones de recarga rápida en corriente continua el Mustang Mach-E puede alcanzar hasta 150 kW de potencia. Por ejemplo, la versión con tracción trasera y la batería de mayor capacidad es capaz de recuperar aproximadamente 200 kilómetros por cada 10 minutos que permanece conectado.

Conversaciones: