Híbridos y Eléctricos

PLANES DE EXPANSIÓN ELÉCTRICA

La fórmula de Hyundai para disparar sus ventas de coches eléctricos

Tras superar los problemas de producción del Ioniq EV, por falta de baterías y mala estimación de unidades, Hyundai espera vender muchos coches eléctricos con la llegada del Kona E y las de los modelos a hidrógeno con el Nexo.

Hyundai Kona EV, el coche eléctrico de la firma coreana ya cuenta con 20.000 reservas.
Hyundai Kona EV, el coche eléctrico de la firma coreana ya cuenta con 20.000 reservas.

Hyundai se ha movido con pasos importantes y regulares en el campo de la electrificación. Tanto es así, que ahora pasará a su segunda fase, en la que esperan conseguir muchas más ventas de sus coches eléctricos gracias a la llegada de nuevos vehículos, tanto de hidrógeno, como eléctricos, que serán mucho más capaces que los lanzados hasta ahora.

Estos nuevos vehículos serán el nuevo Nexo y el Kona EV. El primero, de hidrógeno, será capaz de ofrecer una autonomía de hasta 800 kilómetros, mientras que el SUV compacto eléctrico ofrecerá 470 kilómetros con una sola carga. De este modo, el Nexo será capaz de superar la autonomía de la mayoría de vehículos de combustión, mientras que el Kona EV se posicionará como uno de los eléctricos con más autonomía dentro de su rango de precios e, incluso podrá mejorar en esta materia vehículos premium como el Audi e-tron.

hyundai-nexo-2018-36_1440x655c

No caer en la trampa de la subestimación

En el momento que el Ioniq se lanzó, en Estados Unidos subestimaron las ventas que registrarían por el vehículo y al final pagaron este hecho con retrasos por la baja capacidad de producción del vehículo para su mercado, superada en gran medida por la de Corea del Sur y Europa. En 2017, año de lanzamiento del Ioniq en Estados Unidos, se vendieron 432 unidades del modelo. Con el Kona EV, Hyundai espera multiplicar por 10, como mínimo, esta cifra.

El Kona EV se fabricará para todos los mercados en la planta de Hyundai en Ulsan, Corea del Sur, y sus baterías proceden de uno de los fabricantes más grandes del mundo, LG Chem, también coreano. La firma automovilística no puede permitirse subestimar de nuevo las ventas por sus nuevos coches, porque, entonces, podrían volver a sufrir las consecuencias. Mientras que Hyundai USA buscará aumentar la capacidad de producción de unidades para su mercado, porque temen que la alta demanda del SUV haga que se retrasen sus entregas en el país, la firma espera no volver a sufrir problemas de falta de baterías, otro de los percances que han tenido durante la producción del Ioniq EV

De momento, desde Wards Auto ya afirman que la producción de unidades del Kona EV para el mercado americano se ha retrasado unos dos meses por culpa de los incentivos para la compra de eléctricos de Corea, que ha obligado al fabricante a centrarse en las unidades para el mercado local. Además, de las 20.000 reservas totales que la marca registra por el vehículo, 7.000 proceden de Noruega, por lo que una buena parte de la capacidad total de producción se destinará al mercado europeo.

Una infraestructura conveniente

En el caso del Nexo, Hyundai debe asegurarse de que los mercados donde esté disponible tengan una infraestructura conveniente. Como aseguran desde Estados Unidos, el aumento de la infraestructura de repostaje para el vehículo de hidrógeno podría servir para dar un empujón de ventas al Nexo. En el país americano, aprendieron con el Tucson FCEV, de hidrógeno, que la falta de sitios donde repostar puede ser un gran problema, ya que muchos usuarios, casi todos los 188 que compraron uno, se quejaron de que había que recorrer mucha distancia para repostar. Además, cuando alguna estación de hidrógeno quedaba fuera de servicio, muchos veían que no valía la pena ir a repostar porque la siguiente quedaba demasiado lejos.

Desde Estados Unidos, sin embargo, aseguran que el estado de California, con 35 estaciones de hidrógeno en el mapa, cinco más que llegarán este año y otras 19 que se construirán en 2019, está cubierto y repostar hidrógeno comprimido no debería suponer un problema para los que se decidan por el Nexo. Responsables de la marca en el país confían en que un aumento de la infraestructura en la Costa Este de cara los próximos años ayudaría a expandir el vehículo a esa zona. En Europa, el precio del Nexo se situará en 69.000 euros.

Conversaciones: