UN PROYECTO ELÉCTRICO DE 9 MESES

Volkswagen creó un Golf eléctrico de 700 CV como mula de pruebas para Pikes Peak

Volkswagen utilizó como mula de pruebas un Golf eléctrico de 700 CV para desarrollar el sistema eléctrico del I.D. R Pikes Peak en tan solo nueve meses.

El Volkswagen Golf eléctrico, con 700 caballos de potencia.
El Volkswagen Golf eléctrico, con 700 caballos de potencia.

Volkswagen ha crado un Golf eléctrico de 700 CV de potencia como mula de pruebas para el I.D. R Pikes Peak que venció y batió todos los récords de la mítica carrera de ascensión a las nubes, el Pikes Peak. Este prototipo, que nunca más pisará un circuito, está a su vez basado en un Golf TCR, la categoría mundial de turismos ya cancelada.

El secreto de Volkswagen para desarrollar un coche eléctrico como el que ha vencido en Pikes Peak en tan solo nueve meses ha sido no partir de cero. Probar un tren motriz nuevo en un chasis también nuevo supone contar con excesivas variables que impiden corregir rápidamente los problemas.

Por eso Volkswagen contaba con utilizar la barqueta Norma MXX Limited 4×4, sobre la que modificó los sistemas aerodinámicos. Por otro lado, desarrolló todos los sistemas eléctricos situados a bordo, motores, batería, transformadores, inversor, software y estudió cada uno de los componentes. Para ello utilizó como base este Golf, con el que logró establecer referencias y ejecutar pruebas de los componentes individuales. De esta forma, corregir los inevitables errores que surgen en un proyecto de este tipo sobre un chasis conocido hizo la tarea algo más sencilla.

Este Golf de pruebas ha permitido, además, que un equipo de ingenieros trabaje independientemente en el chasis y la aerodinámica y otro en el desarrollo de tren motriz. El resultado es un deportivo de carreras muy fiable, muy rápido y muy competitivo. Tanto que el Volkswagen I.D. R Pikes Peak se ha convertido en el coche más rápido de la historia, en cualquier categoría, en completar “la carrera de las nubes”.

Conversaciones: