Híbridos y Eléctricos

CEO DEL GRUPO VOLKSWAGEN

El deseo de Herbert Diess por dar caza a Tesla hace que los sindicatos se vuelvan en su contra

Fuentes cercanas al conflicto laboral han facilitado información a Reuters, revelando que la decisión de Herbert Dies por perseguir los números de Tesla ha propiciado que sus trabajadores se vuelvan en su contra.

Los sindicatos se vuelven en contra de Diess.
Los sindicatos se vuelven en contra de Diess.

Tesla ha impuesto nuevos estandartes de tecnología y eficiencia, y no sólo en lo relativo a coches eléctricos, sino también en cuanto a eficiencia de sus fábricas, tanto en el apartado energético como en el de productividad. El CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, mira de reojo la andadura de Tesla y la contrasta con la situación de su propio consorcio, y ha advertido en distintas ocasiones que de no producirse una transición hacia el coche eléctrico de manera rápida y efectiva, podría acabar costando muchos puestos de trabajo.

Esta serie de comentarios ha provocado una ambiente de crispación generalizado en las filas de las distintas fábricas y marcas del Grupo Volkswagen, pues apuntando a que 30.000 puestos de trabajo se encuentran en peligro, ha provocado que un número mucho más alto se vuelva en su contra, o al menos ello es lo que apuntan desde Reuters.

Según se hacen eco en la fuente, el Grupo Volkswagen ha convocado un comité extraordinaro el cual quieren llevar a debate el futuro del consejero delegado del consorcio, Herbert Diess. Esta noticia sale a la luz una semana después de que Herbert Diess cancelara un viaje a Estados Unidos para reunirse con inversores a causa del ambiente de crispación que se respira en las filas de las distintas marcas del grupo alemán.

Reuter cita fuentes anónimas cercanas al consejo de administración del Grupo Volkswagen, pero éstas no citan plazos de tiempo ni fecha de celebración de este comité extraordinario. Comentan la fuente cercana al conflicto que "Actualmente se están manteniendo conversaciones constructivas y confidenciales. Los posibles resultados se comunicarán a su debido tiempo".

Elon Musk y Herbert Diess durante la conferencia.

Elon Musk (Tesla) y Herbert Diess (VW) durante una conferencia con 200 altos cargos del consorcio alemán

"Sin duda, necesitamos reducir el número de empleados para ser competitivos". Este es el comentario que ha puesto en contra de Diess a gran parte de su plantilla. No obstante, y tomando en consideración los números de Tesla y la actual cuota de mercado en Europa de coches eléctricos, si la transición no se hace de manera efectiva y el número de ventas generales cae, es de recibo que se tengan que producir recortes.

Para establecer una comparativa, la nueva fábrica que Tesla se encuentra finalizando en Alemania será capaz de fabricar más de 500.000 coches eléctricos al año, y hacerlo con tan sólo 12.000 trabajadores activos. Por contra el Grupo Volkswagen necesita 25.000 contratados para producir 700.000 vehículos al año en la fábrica de la marca Volkswagen en su ciudad natal, Wolfsburgo, que es el estandarte del consorcio.

Lejos de adoptar un seco papel de verdugo, el director ejecutivo del consorcio alemán tiene la difícil tarea ante sí de optimizar los recursos humanos que tiene a disposición para que se produzcan relevos en plazos de tiempo adecuados. Tal y como acreditan desde Automotive News Europe, Diess se ha sincerado con sus trabajadores en una de las últimas reuniones con los sindicatos: "Sí, estoy preocupado por Wolfsburgo. Quiero que vuestros hijos y nietos puedan seguir teniendo un trabajo seguro aquí con nosotros en Wolfsburgo. Ese es mi objetivo hoy. Por eso estoy aquí".

Conversaciones: