Híbridos y Eléctricos

COLABORACIÓN CON IONQ

Hyundai utilizará ordenadores cuánticos para desarrollar las baterías de sus coches eléctricos

Hyundai se ha asociado con la empresa de computación cuántica IonQ con el objetivo de desarrollar nuevos algoritmos de cálculo que sean capaces de simular el funcionamiento de las baterías de litio y así desarrollar químicas más eficientes.

Acuerdo Hyundai Ion Q baterias ordenadores cuanticos
Los ordenadores cuánticos de IonQ serán utilizados por Hyundai para desarrollar baterías con una química más eficiente, con mayor capacidad energética, menor coste de producción, una larga vida útil y, sobre todo, completamente seguras.

IonQ ha anunciado que sus computadoras cuánticas serán empleadas por Hyundai para simular el funcionamiento de las baterías de litio de sus coches eléctricos, con el objetivo de desarrollar químicas más eficientes. La asociación se centrará en los parámetros fundamentales que rigen la viabilidad del componente más importante de un vehículo eléctrico: el rendimiento, el coste de producción, incluida toda la cadena de suministro y la posterior reutilización o reciclaje y la seguridad integral.

Gracias al desarrollo de nuevos algoritmos, a la capacidad de cálculo de los ordenadores cuánticos de IonQ y a la experiencia de Hyundai en el desarrollo de baterías de litio, esta asociación permitirá la creación de un modelo de química de batería que simulará la estructura y la capacidad energética del óxido de litio. El equipo conjunto está creando el modelo más avanzado hasta ahora desarrollado en computadoras cuánticas y medido por la cantidad de cúbits y puertas cuánticas. Esta estrategia ayudará a mejorar el funcionamiento interno de las celdas de batería, desarrollando y controlando con toda precisión las reacciones químicas que se producen en su interior.

Los ordenadores cuánticos pueden realizar operaciones de cálculo millones de veces más rápido que las supercomputadoras basadas en silicio más avanzadas. Esta capacidad permitirá el mapeo de las estructuras moleculares complejas y simular con gran precisión las reacciones químicas que se producen en el interior de las celdas de batería.

La simulación química ofrecida por la tecnología cuántica debe permitir una mejora significativa de la calidad de las baterías de litio de próxima generación. Logrará aumentar los ciclos de carga y descarga que soporten sin sufrir degradación, aumentar su capacidad energética, su fiabilidad y también alcanzar los estándares de seguridad que exige la industria de la automoción. Además permitirá reducir los costes de producción mejorando el rendimiento y la eficiencia. Este acuerdo tiene el potencial de conducir a encontrar nuevos tipos de materiales que ahorren tiempo, costes y esfuerzos en el desarrollo de los vehículos eléctricos de la próxima generación, lo que supone un avance fundamental ya que las baterías son su componente más costoso.

Según los expertos, para poder utilizar todo este potencial, las computadoras cuánticas necesitan escalarse a niveles superiores a los actuales. A pesar de esta limitación tecnológica, todavía por resolver, las empresas, desde bancos hasta compañías farmacéuticas, están probando diferentes formas de emplear las computadoras cuánticas para comenzar a emplearlas una vez que se logre que sus resultaos sean absolutamente fiables.

TaeWon Lim, vicepresidente ejecutivo y director del Centro de Ingeniería e Investigación de Materiales de Hyundai Motor Group asegura que “esta colaboración con IonQ permitirá innovar en el desarrollo de materiales básicos en el espacio virtual. Estamos entusiasmados de ingresar a la próxima era cuántica y aprovechar las oportunidades que nos ofrece”.

Este anuncio forma parte de los objetivos de la Estrategia 2025 de Hyundai que incluye 12 nuevos modelos totalmente eléctricos y la venta de 560.000 coches eléctricos por año. Además, la asociación también es un hito importante para combatir la amenaza del cambio climático, ya que los vehículos eléctricos desempeñan un papel fundamental en el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad global.

Por su parte, Peter Chapman, presidente y CEO de IonQ, añadió que “la eficiencia de la batería es una de las áreas emergentes más prometedoras donde la computación cuántica puede marcar la diferencia”. Anteriormente, los ordenadores cuánticos de IonQ se han utilizado para simular moléculas de agua, una de las primeras demostraciones del potencial esta tecnología para abordar aplicaciones de química cuántica.

Conversaciones: