Híbridos y Eléctricos

TRABAJAN EN ELLO

Hyundai quiere que el Ioniq 7 eléctrico tenga carga inductiva, sin cables

La carga inductiva es uno de los próximos desafíos de la industria. Hyundai sabe de ello y por esto mismo quiere que su futuro buque insignia, el Ioniq 7, se pueda cargar sin cables.

Recreación digital del Ioniq 7 eléctrico.
Recreación digital del Ioniq 7 eléctrico.

La carga inductiva, o sin cables, es uno de los próximos desafíos a los que los mayores fabricantes y empresas tecnológicas aledañas al sector de la automoción se tienen que enfrentar. Hyundai, de la mano de la gama Ioniq, se postula como una de las referentes en el sector de los coches eléctricos y por ello mismo quieren que el Ioniq 7 cuente con carga por inducción.

Si bien es cierto que la carga por inducción no es nada nuevo, sí que es noticia que distintos fabricantes y organismos se estén lanzando a desarrollar tanto la infraestructura como coches eléctricos con el equipamiento necesario para ello. La última noticia de todas relativa a esta tecnología es que el estado americano de Indiana dio luz verde a ensayos con este tipo de carga en distintos puntos de su geografía.

Ahora es a través de Auto Express como la carga inductiva vuelve a primer plano, pues con motivo de unas recreaciones muy acertadas sobre el futuro Ioniq 7 eléctrico, y como es habitual en la famosa publicación británica, han rescatado unas declaraciones de uno de los máximos responsables técnicos dentro de la firma coreanas. En Híbridos y Eléctricos, en cambio, ilustramos estas líneas gracias a los renders elaborados por Motorsjason.

El Ioniq 7 eléctrico estará basado sobre la plataforma modular para coches eléctricos e-GMP, desarrollada conjuntamente por Hyundai y KIA para sus distintos nuevos modelos, y sus 800 V de tensión nominal de su esquema eléctrico hacen posible admitir cargas de una potencia de hasta 350 W.

coches-electricos-ioniq-hyundai

El Ioniq 7 ha sido dejado entrever por la propia Hyundai como un SUV eléctrico de gran tamaño.

Además, también tiene la posibilidad de admitir carga por inducción, y dado que hyundai pretende que el Ioniq 7 sea su buque insignia absoluto, las posibilidades de queel SUV eléctrico equipe esta solución son atlas. De hecho, según ha comentado el jefe del Grupo de Desarrollo de Electrificación de Hyundai, Chung Jin-Hwan, lo consideran: "Está en desarrollo. Hemos estado resolviendo muchos problemas que surgen inherentemente con la carga inalámbrica".

Deja así intuir la marca corena, pues, que se trata de un aspecto que están considerando seriamente para sus futuros coches eléctricos de producción.

Bien es cierto que de momento la potencia de este tipo de cargas está lejos de las que rinden los cargadores tradicionales, pues existen Superchargers de Tesla y puntos de recarga de Porsche que superan los 300 kW de potencia, mientras que empresas como Tesvolt aspiran a crear sistemas de carga por inducción capaces de rendir 44 kW de potencia. En la actualidad uno de los pocos coches equipados con este sistema es el BMW 530e, y su potencia de carga es de 3,4 kW de potencia.

Si bien es cierto que será difícil ve cómo se populariza este tipo de carga en un corto periodo de tiempo, sí que es previsible que por su simplicidad y conveniencia de uso se acabe extendiendo, pues se antoja como una solución ideal para empresas con flotas de coches eléctricos, aparcamientos públicos y sistemas de carga alternativos a los powerwall domésticos habituales hasta ahora.

Conversaciones: