Híbridos y Eléctricos

NUEVA LEGISLACIÓN

Inglaterra obligará a instalar un punto de carga en todas las viviendas de nueva construcción

El cambio a la movilidad eléctrica requiere de nuevas legislaciones y normativas que deben facilitar la transición. Inglaterra está preparando una nueva normativa que obligará a instalar puntos de carga en las viviendas de nueva construcción.

recarga Ford Mustang Mach-E
Inglaterra obligará a instalar un punto de carga en todas las viviendas de nueva construcción

Nadie puede negar que el mundo está cambiando su forma de concebir los desplazamientos. La movilidad eléctrica es nuestro futuro. Un cambio en el paradigma automovilístico debe ir acompañado de una serie de cambios que afecten a varios niveles. La recarga de un coche eléctrico es, hoy por hoy, uno de los grandes quebraderos de cabeza de cualquier comprador, y por ello es necesario mejorar las infraestructuras y la red de recarga.

No todo el mundo puede tener un punto de carga en su propia casa, ya se porque no dispone de una plaza de garaje o porque las condiciones no lo permiten. Las viviendas de nueva construcción tienen la ventaja de trabajar adelantadas a su tiempo, y por eso resulta más fácil la instalación de puntos de carga en ellas. Sin embargo, las leyes no obligan a los constructores a ponerlas, y algunos países quieren corregir ese problema.

Inglaterra quiere convertirse en el primer país del mundo en obligar a poner puntos de carga en las viviendas de nueva construcción. El Gobierno inglés está ultimando la preparación de una normativa que obligue a instalar un punto de recarga inteligente en cada nueva vivienda. Completando así el circulo iniciado con la prohibición de vender coches térmicos de cara al año 2030.

FOTO-Cuerpo

Toma de carga de un vehículo eléctrico.

Queremos hacer especial hincapié en el hecho de que esas tomas de carga deben ser inteligentes, es decir, deben ponerse a trabajar automáticamente en esos momentos de menor actividad para así resultar más eficientes y no suponer un problema para el resto de la red eléctrica de la comunidad. Las oficinas de nueva construcción también tendrán que cumplir con esta norma, aunque en ese caso se espera que solo se obligue a la instalación de un punto por cada cinco plazas.

Ni que decir tiene que esta medida dará una mayor confianza a futuros compradores de coches eléctricos. El hecho de contar con una toma de carga en tu propia casa es algo con lo que sueñan muchos conductores, eliminando de raíz la temida ansiedad por la recarga en sus desplazamientos rutinarios. Un paso más hacia la instalación de un nuevo paradigma de movilidad.

Por el momento no se han concretado muchos más detalles de cómo será esta nueva normativa, quedando algunos flecos por resolver. Lo que no nos queda tan claro es de dónde va a salir tanta energía para abastecer tanta demanda eléctrica, o si la obligatoriedad vendrá asociada a diferentes condiciones tanto para las viviendas como para el constructor. Se espera que a finales de este mismo año un primer borrador esté listo para su posterior análisis y aprobación.

Conversaciones: