Híbridos y Eléctricos

CONSORCIO HISPANO-SUECO

Inzile y QEV Technologies, las dos empresas aliadas de Volta Trucks para hacerse con la fábrica de Nissan en Barcelona

La española QEV Technologies se ha confirmado como uno de los tres socios anteriormente anunciado por Volta Trucks, que junto a la también sueca Inzile ya han presentado el proyecto de ocupación de la fábrica a la Comisión encargada.

Consorcio Volta-QEV-Inzile
Consorcio Volta-QEV-Inzile.

El cese de actividad de Nissan en sus instalaciones de la Zona Franca de Barcelona ha levantado un consabido interés de carácter generalizado en la industria, y son varias las empresas que a estas alturas pretenden ocupar el hueco que la firma japonesa tras su partida. Días atrás nos hacíamos eco de la noticia de que Volta Trucks era una de las últimas empresas en sumarse a la lista de interesadas en la factoría catalana, y si bien la empresa sueca comentaba acerca del estudio de posibles socios, lo cierto es que no puso nombre a ninguno de ellos.

Sin embargo, el pasado 12 de abril la empresa española QEV Technologies ha salido a la luz, comunicado oficial mediante, para postularse como uno de los potenciales socios del consorcio hispano-sueco que junto a Volta Trucks e Inzile formarán para hacerse con la explotación de las instalaciones barcelonesas.

Ha anunciado WEC Technologies que ya han presentado el proyecto ante la Comisión de trabajo para la reindustrialización de las plantas de Nissan Motor Ibérica y KPMG (el asistente técnico de la comisión). El designio que la empresa tecnológica española ha presentado a la Comisión ha planteado la posibilidad de fabricar en dicho emplazamiento un Small Electric Vehicle (SEV), orientado al uso privado, car sharing y reparto de última milla en su versión Cargo. También podrían tener salida en la factoría catalana distintos proyectos de motorsport en los que la empresa está involucrada (Formula E entre ellos).

Por su parte, el último integrante del consorcio, Inzile, también es de origen sueco, y podría emplazar en Barcelona junto a Volta Trucks y QEV Technologies la fabricación de un camión eléctrico ligero de pequeño tamaño llamado InzilePro4 que ya tienen desarrollado. Se trata de un camión compacto que monta un motor eléctrico de 25 kW de potencia transferidos al eje trasero, con una velocidad máxima que se sitúa en 50 kilómetros por hora.

Nyheter

Inzile Pro4.

Sea como fuere, lo cierto es que Volta Trucks tiene la intención de entregar las primeras unidades de su camión eléctrico Volta Zero para finales de año, y para entonces aún Nissan no habrá abandonado sus instalaciones en la Zona Franca, pues tienen previsto cerrar formalmente la fábrica en diciembre, por lo que definitivamente las primeras unidades que se entreguen del camión eléctrico sueco no tendrán procedencia española.

La filtración oficial de proyectos presentados para ocupar el hueco que deja Nissan, como apuntamos anteriormente, tendrá lugar a partir del 1 de junio de este año, y además las empresas deberán empezar a presentar ofertas vinculantes para poder hacerse con la adjudicación final. A partir de ahí se abrirá una última negociación hasta el mes octubre, cuando se decidirá qué empresa y qué proyecto se queda en cada instalación, dos meses antes del cierre formal por parte de la firma de Hiroshima.

No obstante, la competencia para hacerse con la adjudicación final de la fábrica es dura, pues el proyecto que más fuerza ha cobrado hasta la fecha es el del Grupo Volkswagen. Y es que el consorcio alemán, de la mano de SEAT, pretende dar salida desde España a la futura oleada de coches eléctricos de pequeño tamaño del grupo alemán, y para ello cuanto más cerca se encuentre la fábrica de baterías mejor, como bien ha apuntado Matías Carnero en unas recientes declaraciones.

Conversaciones: